Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Multinacional canadiense anuncia tumbar el pueblo de Marmato para desarrollar gran minería a cielo abierto
Un pueblo con 474 años de tradición será destruido.
/ Sábado 19 de junio de 2010
 

La compañía canadiense anuncia que necesita tumbar todo el pueblo de Marmato (departamento de caldas en Colombia) porque se propone explotar a cielo abierto una mina de oro hasta agotar el recurso en veinte años.

El comité ejecutivo del consejo regional indígena de caldas (cridec), siguiendo el mandato del ix congreso del pueblo indígena de Caldas, celebrado en Supía entre el 30 de abril y el 2 de mayo de 2010, y la comunidad marmateña, representada en el comité cívico pro defensa de Marmato y el comité por los derechos de los marmateños
denunciamos ante las instituciones y organismos de derechos humanos del estado, las organizaciones sociales y populares, los organismos internacionales defensores de los derechos humanos y ambientales, ongs y a la opinión pública en general que:

Después de cinco años de incertidumbre, las compañías multinacionales reconocen públicamente que su decisión es desaparecer el pueblo de Marmato, pueblo minero del occidente del departamento de caldas en Colombia, con el fin de hacer explotación a cielo abierto del oro de la montaña en la cual se encuentra asentada esta población desde hace 474 años, proyecto que cuenta con el aval y el apoyo activo del gobierno colombiano.

Desde el 3 de diciembre de 2009, en entrevista con el periódico La Latria de Manizales, el presidente para Colombia de la compañía multinacional canadiense Medoro Resources Ltda, Juan Manuel Peláez, dictó la sentencia de muerte para Marmato:

"buscamos probar reservas para hacer explotación a gran escala, y para eso necesitamos el pueblo".

Por lo tanto, exigimos:

- suspender inmediatamente todas las actividades de la compañía medoro resources en Marmato, para proteger la vida de sus habitantes y mientras se aclaran las enormes dudas de este proyecto;

- preservar la existencia del pueblo de marmato en su ubicación actual, respetando su integridad étnica, social, cultural y económica, así como su carácter de patrimonio cultural e histórico de la nación;

- respetar los derechos de la población indígena y negra de marmato;

- descartar la explotación a cielo abierto de la montaña de marmato y veredas adyacentes;

- darle cumplimiento al decreto 2223 de 1954 que reservó la zona alta de la montaña de marmato para la minería de subsistencia.

Solidaridad

pedimos el favor, a las personas e instituciones que deseen manifestar su solidaridad con la defensa de marmato, dirigirse por correo físico o electrónico, o telefónicamente, a: