Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Comunicado
Incursión paramilitar en Nariño
Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano / Viernes 1ro de septiembre de 2006
 

San Juan de Pasto

El Movimiento de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano y las comunidades movilizadas en el mes de mayo en el sector de Remolino en la carretera panamericana, nos permitimos denunciar a la opinión pública la entrada el día jueves 31 de agosto de 2006 de un grupo paramilitar en la vereda El Remolino, Bajo Patía del municipio de Policarpa posterior a los enfrentamientos que se registraron en la zona entre el ejercito y grupos guerrilleros.

Se conoce que el día viernes 1° de septiembre el grupo de paramilitares que se identifican como “Nueva Generación” reunió en un lugar público de la vereda de Remolino a la población de ese sector, informando sobre su presencia e imposición de reglas propias de su dinámica criminal, expresando además bajo la amenaza de las armas que a partir de ese momento tenían el dominio en la zona y que las cosas empezaban a cambiar, en un claro mensaje intimidatorio a las comunidades que han participado de la movilización social en uso de su legitimo derecho a la protesta y a la libre expresión.

Pese a los reiterados llamados que se han venido haciendo en el seno de la negociación con el gobierno nacional respecto a la presencia paramilitar en nuestro departamento y en especial en la zona rural de los municipios de la Cordillera Occidental como Policarpa, Cumbitara, Leiva, entre otros, su presencia ha sido nula e ineficaz, haciendo que la continuidad del proyecto político bajo el cual siempre han actuado se fortalezca y continúe dejando sin piso la farsa del proceso de desmovilización en nuestros territorios.

Llamamos la atención de la sociedad nariñense, de los movimientos sociales y populares, de la Iglesia, de las organizaciones defensoras de derechos humanos, de la Defensoría del Pueblo, de la Procuraduría General de la Nación, de la Fiscalía General, a pronunciarse e intervenir sobre la situación denunciada, para que eviten que la muerte, el desplazamiento y la violación de los derechos humanos, se tome nuestra región haciendo mas grave la crisis humanitaria que vivimos.

Hacemos responsable al Estado Colombiano, llamando a proteger la vida e integridad de todos sus ciudadanos y de las consecuencias que puedan derivarse en contra de la Población del corregimiento del Remolino Bajo Patía, municipio de Policarpa, y de los sectores aledaños de Cumbitará y la zona bajo la influencia de los grupos paramilitares que se ha denunciado, en especial a los lideres y personas que han participado en la movilización social.