Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Entrevista
"La agricultura familiar y campesina está desapareciendo"
Radio Mundo Real / Miércoles 4 de julio de 2007
 

La Unión de Campesinos Poriajhú de la provincia argentina de Chaco (norte), que integra la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC), realizará del 26 al 28 de julio un encuentro internacional de organizaciones de campesinos, donde se analizará el futuro de la agricultura familiar y campesina, como parte de la lucha por la soberanía alimentaria.

Sin embargo, la “soberanía alimentaria sin soberanía política es imposible”, alertó Liliana Ruiz, dirigente de la Unión de Campesinos Poriajhú, en entrevista cedida a los corresponsales de Radio Mundo Real en Argentina, Raquel Schrott y Ezequiel Miodownik. Por eso “vamos por la soberanía política y por la soberanía alimentaria”, concluyó Ruiz.

El encuentro, que se viene reeditando todos los años en el mes de julio, se realizará en la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña en Chaco. Al finalizar la actividad se realizará una reunión de las organizaciones campesinas de Brasil, Paraguay, Argentina, Chile y Uruguay que integran la CLOC, que a su vez forma parte de la red internacional Vía Campesina.

La otra organización argentina que integra la CLOC es el Movimiento Campesino de Santiago del Estero, provincia vecina de Chaco. Pero también participarán del encuentro internacional otras organizaciones campesinas argentinas, como el Movimiento Campesino de Formosa, y grupos de activistas que luchan por la defensa del medio ambiente.

Ruiz manifestó a Radio Mundo Real que “la situación de Chaco es parte de la realidad a nivel mundial. Nosotros estamos perdiendo terreno en el campo, superficie, hectáreas, en manos de la soja. La gente se ve ahogada económicamente”.

La dirigente campesina explicó que en el Chaco predominan los pequeños y medianos productores, que históricamente se han dedicado a la producción de algodón. Pero en la actualidad ha bajado mucho la cosecha de ese producto. “Eso hace que el algodón haya dejado de ser rentable, la gente no sabe tampoco qué sembrar, entonces los productores van vendiendo los campos y nuestros chiquitos van a parar a la ciudad”, se lamentó Ruiz.

“Esos campos los van comprando empresarios, que a lo mejor ni siquiera conocen la zona, y van agrupando un campo al lado del otro y después pasan a sembrar soja”, agregó.

Para Ruiz “la agricultura familiar y campesina está desapareciendo”. Uno de los principales inconvenientes que están teniendo los labriegos del Chaco es la escasez de lluvias. “Se están polarizando las lluvias, hay un par de temporadas de lluvia en el año, el resto del tiempo es sequía. El año pasado tuvimos lluvias por menos de la mitad de la media, este año vamos con el mismo problema, se entra al invierno sin pasto, los animales se mueren, están flacos, hay que darles medicamentos”, resumió Ruiz.

De acuerdo a la dirigente campesina, hace falta fortalecer la discusión política sobre las problemáticas del medio rural. La situación del campo en el Chaco “deviene de problemas bien definidos, que tienen raíz económica fundamentalmente, y detrás de lo económico están las decisiones políticas”.

“Nosotros apuntamos a discutir cuestiones de fondo durante el encuentro, que tengan que ver con esta discusión mundial que se está dando sobre la soberanía alimentaria”, la principal reivindicación de los movimientos campesinos de todo el mundo. Ruiz plantea un giro a la cuestión de la soberanía alimentaria, ya que opina que ese reclamo es “imposible” de obtener “sin soberanía política”. “Entonces vamos por la soberanía política y por la soberanía alimentaria”, concluyó.


Raquel Schrott y Ezequiel Miodownik son integrantes de la organización ambientalista Amigos de la Tierra Buenos Aires.