Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Paramilita​res de las Aguilas Negras amenazan a dirigentes sindicales de Risaralda
Sindicato de Educadores de Risaralda / Miércoles 9 de marzo de 2011
 

El día martes 08 de marzo del año 2011, hacia las 8:00 AM en la celaduría de la organización sindical, se recibe un sobre cerrado dirigido a la Comisión de DDHH en el cual una vez más las "AGUILAS NEGRAS” eje cafetero amenazan de muerte a varios defensores de derechos humanos que hacemos parte del Comité Permanente por la defensa de los derechos Humanos del Risaralda, del Nodo de Derechos Humanos del eje cafetero, Antioquia y Choco adscrito a Fecode, del Consejo departamental de Paz, de las Plataformas de derechos Humanos Nacionales, de la ONG Paes, dirigentes del movimiento sindical, a los lideres de las organizaciones de desplazados y otros.

En el panfleto nos tildan de ser auxiliadores de las guerrillas terroristas, que usamos como fachada a las organizaciones sindicales. Que se nos ha hecho inteligencia y después de infiltrarnos comprueban que estamos al servicio de la subversión y en función de desprestigiar al gobierno y sus instituciones para favorecer los grupos terroristas a los cuales supuestamente pertenecemos. Finalmente manifiestan que a esta plaga hay que acabarla y declaran como objetivo militar a las siguientes personas: MARIA EUGENIA LONDOÑO, VICENTE VILLADA, JUAN CARLOS VALENCIA, GERARDO SANTIBAÑEZ, DIEGO OSORIO M, GUILLERMO CASTAÑO, JAIRO QUINTERO, GUSTAVO MARIN, HERNANDO AGUIRRE, CARLOS VALENCIA y otros.

Así mismo advierten a los lideres de los desplazados y terminan manifestando que “Toda esta escoria de auxiliadores muy pronto será eliminada”.

Llamamos a los organismos de seguridad a los medios de comunicación y las administraciones a iniciar la más amplia investigación acerca de estas amenazas por el bien de la región, del mundo sindical y de las organizaciones que propugnamos por la defensa de los derechos humanos, pues nuestra tarea es contribuir a ampliar la democracia y a legitimar escenarios válidos conducentes a fortalecer el estado social de derecho y sobre todo a que reine un clima de armonía y la sana convivencia para que la paz no se una utopía sino una realidad, siempre que venga acompañada de justicia social.