Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

La Procuraduría General advierte sobre la inviabilidad de explotar oro en el Páramo de Santurbán
Agencia Prensa Rural / Martes 22 de marzo de 2011
 

La multinacional minera canadiense GreyStar anunció que replantearía su estrategia para explotar oro de forma subterránea.

No obstante, este martes se volvió a encontrar con un obstáculo y es la negativa de la Contraloría para llevar a cabo el proyecto de Angostura, el cual se desarrollaría en el páramo de Santurbán, en jurisdicción de los municipios de California y Vetas, en el departamento de Santander.

El pasado viernes la compañía indicó a través de un comunicado de prensa de su casa matriz que iba a buscar una alternativa para la extracción del valioso metal, que consiste en hacerlo de forma subterránea.

Inicialmente, Greystar había solicitado una licencia técnica y otra ambiental para explotar en un esquema de cielo abierto un yacimiento de oro y plata que se encuentra en un predio que supera las mil hectáreas.

El yacimiento se encuentra sobre los tres mil metros sobre el nivel del mar, por lo que decenas de miles de personas, organizaciones y movimientos sociales, grupos de ambientalistas, la Corporación Autónoma para la Defensa de la Meseta de Santander, Fenalco, la alcaldía de Bucaramanga y la Gobernación de Santander consideran inconveniente esta explotación.

Los opositores estiman que si el Gobierno admite esta mina, se afectaría el ecosistema de páramo de Santurbán, el cual cumple la vital función de regular recursos hídricos.

Alegan, además, que el Artículo 34 del Código Minero, Ley 1382, prohíbe la explotación minera en zonas de páramo.

El siguiente es el texto de la advertencia realizada por la contraloría:

Bogotá, D.C.

Doctor

OSCAR ELADIO PAREDES ZAPATA

Director General

INSTITITO COLOMBIANO DE GEOLOGIA Y MINERA

Diagonal 53 No. 34-53 Bogotá, D.C.

Bogotá, D.C.

Asunto: Función de advertencia-Prevención de amenaza de daño ambiental al
ecosistema ubicado en el Páramo de Santurbán

Respetado doctor:

La empresa GREYSTAR RESOURCES LTDA, titular del Contrato de Concesión 3452,
presento ante el INGEOMINAS Programa de Trabajos y Obras-PTO, para desarrollar un
proyecto de explotación minera de oro, en el ecosistema del páramo de Santurbán,
situación que requiere de una evaluación técnico científica rigurosa, tal como lo han
solicitado, la comunidad ubicada en la zona de influencia del proyecto, como organismos
de carácter científico, como el INSTITUTO HUMBOLDT, situación que amerita el
ejercicio de la función de advertencia prevista en el artículo 5, numeral 7 del Decreto-Ley
267 de 2000, con fundamento en los siguientes:

HECHOS

1. El 11 de abril de 2006 y el 11 de marzo de 2007, la sociedad GREYSTAR
RESORCES LTDA., presentó ante el Instituto Colombiano de Geología y Minería –
INGEOMINAS-, solicitud de integración de áreas de diez (10) títulos mineros
(Licencias de Explotación Nos. 0110-68, 0102-68, 140-68, 0047-68, 13356, 13929,
el permiso de explotación 3452, licencias de exploración 0302-68, 0045-68, 0300-
68), una (1) solicitud de licencia de exploración (0370-68) y dos (2) propuestas de
contrato de concesión (HDB-082 y GB3-091).

2. El Ingeominas mediante la Resolución No. DSM 0075 de 2 de febrero de 2007,
autorizó la Integración de áreas de los diez (10) títulos mineros, las dos (2)
propuestas de contrato de concesión y la solicitud de licencia de exploración
señaladas anteriormente y ordenó la elaboración de la minuta de contrato, en la cual
se materializaría la integración de áreas.

3. El 18 de febrero de 2007, el INGEOMINAS y la Sociedad GREYSTAR
RESOURCES LTD., fruto de la Integración de Áreas en desarrollo del Proyecto
Angosturas, suscribieron el Contrato de Concesión No. 3452 para la exploración y
Explotación técnica de un yacimiento de ORO, PLATA, CROMO, ZINC, COBRE,
ESTAÑO, PLOMO, MANGANESO, METALES PRECIOSOS, MINERALES
ASOCIADOS y DEMAS CONCESIBLES. Dicho contrato fue inscrito en el
Registro Minero Nacional el día 9 de agosto de 2007 bajo el código EJVE-02, con
vigencia hasta el 8 de agosto de 2027.

4. El 21 de diciembre de 2009, la sociedad GREYSTAR RESOURCES LTD.,
presentó solicitud de Licencia Ambiental Global para el proyecto de explotación de
minerales auroargentiferos denominado ANGOSTURA correspondiente al contrato
de concesión minera No. 3452, localizado en los municipios de Californa y Vetas,
departamento de Santander.
5. El 23 de febrero de 2011, se perfecciona en el Registro Minero Nacional la prórroga
de la etapa de exploración del contrato de concesión N. 3452 por el término de dos
(2) años más, es decir quedará por el término de cinco (5) años, desde el 9 de agosto
de 2007 hasta el 8 de agosto de 2012.

6. Que a la fecha, INGEOMINAS se encuentra en evaluación del Plan de Trabajo y
Obras (PTO) que autorice el inicio de la etapa de explotación en el título minero
3452, el cual se encuentra en estudio, por lo tanto no se ha proferido su aprobación
y el Ministerio de Medio Ambiente, Desarrollo y Vivienda Territorial se encuentra
en evaluación del Estudio de Impacto Ambiental previo al proceso de expedición de
la licencia ambiental.

7. La Procuraduría General de la Nación se pronunció mediante Concepto No.
D.P.No.01127 del 21 de diciembre del 2010, en el siguiente sentido:
“…El proyecto que se ha presentado en el Ministerio de Ambiente, Vivienda y
Desarrollo Territorial, tiene localizadas las torres (Piscinas) de lixiviación en área
de páramo, conforme ha sido reconocido por la empresa promotora y verificado
por las autoridades ambientales competentes. Esta condición, a la luz de la
legislación ambiental y minera vigente, lo hace inviable. Por esta razón, la
Procuraduría General de la Nación solicita a la señora Ministra de Ambiente,
Vivienda y Desarrollo Territorial, estudiar la posibilidad de no otorgar la licencia
ambiental solicitada.” Negrillas fuera de texto.
“También es claro para este Ministerio Público, que la actividad económica que
prima en los municipios de California, Vetas y circundantes en los últimos años es la explotación de oro, por lo cual exhorta a la Corporación Autónoma RegionalCDMB- para que apropien los recursos necesarios que les permitan cumplir
estricta y prontamente con las funciones que les fueron asignadas y
encomendadas a través de las resoluciones Nos. 769 de 2002 y 839 de 2003 del
ministerio del Ambiente y de esta manera proceda a declarar y delimitar las áreas
que por ser páramos deben ser excluidas de la minería a través de los estudios
ambientales, sociales y económicos acordes con la situación actual de los citados
municipios…” Negrillas fuera de texto.

8. La Dirección de Ecosistemas del Ministerio de Ambiente, emitió concepto sobre el
estudio de impacto ambiental elaborado por la firma Greystar Resources, respecto
del cual dijo, que se elaboró de acuerdo con los estándares mínimos. El documento
agrega: “ …que en el caso del proyecto de Angostura, las zonas de deshechos de
cianuro que se ubican sobre las quebradas Páez y Angostura, la escombrera,
plantas de tratamiento, carreteras e instalaciones varias, se ubican a alturas
mayores a los 3.100 msnm, lo que va en contravía del artículo 3 de la Ley 1382 de
2010. “En la medida en que la licencia ambiental no ha sido expedida, se debe
acatar la exclusión de la actividad para la zona como está definido por la Ley”.
Según este artículo, las explotaciones mineras no se pueden realizar en zonas de
páramo”.

9. La Contraloría General de la República, hace énfasis, que la empresa Greystar
Resources Ltda, debe dar cumplimiento al Auto 1241 del 20 de Abril de 2010,
proferido por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial,
mediante el cual se le conmina a considerar el Páramo de Santurbán, como área
excluida de actividad minera.

10. Debía considerarse la exclusión total de la minería en los páramos, en razón de sus
características eco-sistémicas únicas, su alta fragilidad, su importancia ecológica, y
su oferta ambiental. Su papel como regulador del ciclo hidrológico y como fuente
del recurso agua a buena parte de las poblaciones del país, resaltan su importancia
ecológica y ambiental.

ADVERTENCIA

De conformidad con la legislación vigente ambiental y minera y la jurisprudencia de la H.
Corte Constitucional los páramos son considerados como objetos de protección especial.
En efecto, el Articulo 95 de la Constitución Política señala que son deberes de la persona y
los ciudadanos proteger los recursos naturales y culturales del País y velar por la
conservación de un ambiente sano.

A su vez, el Artículo 1º, de la Ley 99 de 1993, establece que “Las zonas de páramo, sub
páramos, los nacimientos de agua y las zonas de recarga de acuíferos serán objeto de
protección especial” (Principio número 4º)
Igualmente, el inciso segundo del Artículo 34, de la Ley 685 de 2001, señala que las zonas
de exclusión se encuentran integradas por las siguientes áreas: a) el sistema de parques
nacionales naturales, b) los parques naturales de carácter regional y, c) las zonas de
reserva forestal.

El anterior artículo fue modificado por el Artículo 3º de la Ley 1382 de 2010, y adiciona a
las zonas excluibles de la minería señaladas en el artículo precitado las siguientes zonas:

1) Ecosistemas de Páramo y

2) Humedales designados dentro de la lista de importancia
internacional de la Convención de Ramsar.

La Corte Constitucional en Sentencia C-339 de 2002 precisa que además de las Zonas de
Exclusión previstas en esta Ley, pueden existir otras, ya declaradas con anterioridad o que
se declaren en el futuro por la autoridad ambiental. Así mismo, señala que “Que en caso de
presentarse una falta de certeza científica absoluta frente a la exploración o explotación
minera de una zona determinada; la decisión debe inclinarse necesariamente hacia la
protección de medio ambiente, pues si se adelanta la actividad minera y luego se
demuestra que ocasionaba una grave daño ambiental, sería imposible revertir sus
consecuencias”.

Igualmente, la H. Corte Constitucional en Sentencia C-443 de 2009, indica que “la
sentencia C-339 de 2002 aclaró que las zonas de exclusión de la actividad minera no se
limitaban a las áreas que integran los parques nacionales naturales, los parques naturales
de carácter regional y a las zonas de reserva forestal sino que pueden existir otras
declaradas con anterioridad o que se declaren en el futuro por la autoridad ambiental.

Esta precisión es de especial importancia en el presente caso pues hace parte de la ratio
decidendi de la declaratoria de exequibilidad del inciso segundo y si bien no fue
introducida como un condicionamiento en la parte resolutiva tiene un carácter vinculante,
pues fija el alcance actual de esta disposición. Por lo tanto las autoridades ambiéntales
pueden declarar excluidos de la minería ecosistemas tales como los páramos así no estén
comprendidos en parques nacionales o regionales o en zonas de reserva forestal. En
segundo lugar el inciso segundo fue declarado exequible en el entendido que el deber de
colaboración de la autoridad minera no condiciona el ejercicio de la competencia de la
autoridad ambiental… “En razón a que las autoridades ambientales no han ejercido las
competencias otorgadas por distintas disposiciones legales para la protección del medio
ambiente, entre ellas la declaración y delimitación de las zonas excluidas de la minería,
prevista por el artículo 34 de la Ley 685 de 2001, como tampoco se ha avanzado en la
definición de un marco normativo y en el diseño e implementación de políticas públicas
para la protección de ecosistemas de especial importancia medio ambiental como son los
páramos, la Corte considera necesario exhortar al Ministerio de ambiente, vivienda y
desarrollo territorial, al igual que a las corporaciones autónomas regionales y a las
autoridades ambientales competentes, para que cumplan con los distintos deberes
ambientales a su cargo y, por una parte, avancen en la declaración y delimitación de las
zonas excluidas de la minería y por otra parte adopten medidas eficaces para la protección
del medio ambiente en general y de las áreas de especial importancia ecológica tales como
los páramos”.

En este caso, la Contraloría General de la República advierte al INGEOMINAS la
exigencia de realizar una evaluación técnica, científica riguroso, en donde se aplique lo
dispuesto en la normatividad minera en relación con la prohibición de realizar labores
mineras en ecosistema de páramos (Art. 34 de la Ley 685 de 2001, modificado por la
Ley 1382); sobre uso y protección de estos Ecosistemas, existente incluso desde el
D.L. 2811 de 1974, o Código de los Recursos Naturales, y los lineamientos generales
para la presentación del PROGRAMA DE TRABAJOS Y OBRAS –PTO (Art. 84 y ss. de la
Ley 685 de 2001). Igualmente, se de aplicación al desarrollo jurisprudencial
constitucional especialmente la prevalencia de la protección del medio ambiente ante
la duda.

Igualmente se advierte al Instituto Colombiano de Geología y Minería -INGEOMINAS-,
autoridad competente para el seguimiento del Contrato de Concesión No. 3452 para
que se realice una visita técnica en la zona tendiente a corroborar la inexistencia de
labores de explotación en el páramo de Santurbán.

Se hace indispensable la autoridad ambiental y minera trabaje de manera conjunta y
coordinada a fin de dar culminar con el proceso de evaluación tanto del Programa de
Trabajos y Obras (PTO) y del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y se tenga en
cuenta la normatividad existencia en relación con la prohibición de explotación en
ecosistemas de páramos.

Cordialmente,

SANDRA MORELLI RICO

Contralora General de la República

CC: Dr. Carlos Rodado Noriega, Ministro de Minas y Energía.
Centro Administrativo Nacional, Calle 43 No. 57-31 Bogotá, D.C.