Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra
:: Magdalena Medio, Colombia ::
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Un proyecto de palma aceitera amenaza el ecosistema
Comunidades campesinas de la Vereda Cañabraval Bajo, en San Pablo, Sur de Bolívar, denuncian la deforestación del bosque que les suministra agua y materiales orgánicos para su subsistencia
Agencia Prensa Rural / Martes 5 de abril de 2011
 

Las comunidades campesinas denunciaron ante Prensa Rural el pasado 3 de abril, que la selva y la montaña que les provee de agua a toda la comunidad, donde habitan más de 40 familias campesinas, esta siendo arrasada por un proyecto de palma africana que se viene implementando en esta zona.

Voceros de la comunidad afirmaron en entrevista con Prensa Rural que desde hace varios años las grandes extensiones de tierra pertenecientes en su mayoría a ganaderos y palmeros latifundistas como: José Otálora, Pedro Ortiz, Luis Ortiz, Milton Gómez y Marco Sierra, han sido destinadas a la explotación de la palma africana; donde la comunidad campesina se dedica a jornalear en estas plantaciones.

Los campesinos añaden que el bosque cercano al caserío será totalmente destruido en muy poco tiempo; este bosque les provee de agua y materia prima para fabricar sus casas, pues no cuentan con un plan de vivienda, ni tampoco con recursos para comprar material para construirlas. Según la comunidad, en menos de un año este bosque será destruido después de su venta al proyecto de palma a los señores de apellido Dangón y Lacutir por parte del señor Milton Gómez.

Además de afectar directamente a la comunidad en su subsistencia, este bosque alberga gran cantidad es especies animales y vegetales, como los monos cotudos, ardillas, babillas, cerdos salvajes, tinajas, yortugas, morrocoyas, entre otros, igualmente se afectará a única cuenca hídrica de la zona.

Los campesinos que viven en esta comunidad se dedican a jornalear en las fincas de los terrenos circundantes destinados al monocultivo de palma africana (material que se utiliza para la fabricación de agrocombustible).

Sumado a no tener tierra para cultivar sus propios alimentos y a la devastación de su bosque; las condiciones laborales de estos campesinos son paupérrimas, ya que el jornal manifiestan ellos, es pagado a 13 mil pesos por la Empresa Palma del Sur, sin prestación de servicios ni afiliación a los sistemas de salud y pensión como lo ordena la ley. Así mismo, las comunidades que trabajan en estas empresas agroindustriales, no cuentan con una seguridad laboral, ya que su trabajo o los jornales dependen de que haya temporada de cosecha, muchas veces, manifiesta uno de los voceros, “no tenemos trabajo y quedamos a la deriva”.

La comunidad hace un llamado a las organizaciones sociales, entidades de ambientales para que se solidaricen frente a esta problemática y frenen el proyecto que amenaza con destruir el bosque y los recursos naturales dentro de la Zona de Reserva Campesina (ZRC) del Valle del Río Cimitarra.

La Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra - ACVC ha manifestado que antes que un beneficio individual, las iniciativas productivas al interior de la ZRC, deben tener interés colectivo.

Para más información: prensarural@gmail.com

Ver la galería fotográfica:http://www.flickr.com/photos/prensarural/