Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Paramilitares aseguran que no se irán de Curvaradó
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz / Jueves 28 de abril de 2011
 

La presencia de más de 40 hombres de los paramilitares de las “Águilas Negras” dentro del territorio colectivo de Curvaradó evidencia la ausencia de garantías para le restitución de predios de comunidades negras.

Más de 10 mil hectáreas de predios colectivos fueron despojadas desde 1996 con las masacres, desplazamientos, crímenes de lesa humanidad y daños ambientales. A través de la estrategia criminal consentida por el entonces general Rito Alejo del Río se han impuesto ocupaciones de tierra y el desarrollo de agroindustrias de palma, banano y ganadería extensiva.

Aunque la brigada 17 ha desestimado esta presencia en respuesta a las denuncias emitidas por escrito y oralmente a las autoridades nacionales, es un hecho innegable que este grupo se mueve dentro del territorio de comunidades negras, se acampa en diversos lugares sin que exista reacción alguna.

Mientras el ejército se repliega, las operaciones de movilidad de los paramilitares entre las Zonas Humanitarias de Caracolí, Camelias-El Tesoro y Caño Claro – Andalucía, se realizan con absoluto cinismo y tranquilidad.

Los paramilitares desde el pasado jueves hasta ayer lunes acamparon en el punto conocido como No hay como Dios. Allí anunciaron que no se irán del territorio colectivo. Invitaron a los afrocolombianos a vincularse en la siembra de coca. Sostienen que van a estar para que las tierras sean restituidas con el fin de lograr el desarrollo. Acusan a las ONG y los integrantes de los consejos menores que habitan las Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad de ser ocupantes de mala fe.

Los paramilitares afirmaron que de nada sirven las denuncias pues todo es conocido por la brigada 17 y los empresarios, que les crearon, les apoyan y les respaldan. En algunas comunicaciones los paramilitares hablan de “La Patrona” y solicitan apoyos de 5 millones de pesos para resolver necesidades.

Hace unas semanas empresarios de La Tukeka, dedicada a la ganadería extensiva, anunciaron que habían creado su propio grupo armado. Días después, los paramilitares con apoyo de empresarios definieron un plan de asesinatos selectivos de los reclamantes de la restitución evitando ante todo que quedará evidente el móvil y que no pudiera responsabilizarse a la fuerza pública.

Antes de semana santa se frustraron los crímenes de Santander Nisperuza, de Miguel Mercado y se realizaron seguimiento a Enrique Petro. Dentro del listado de las personas a asesinar se encuentran las líderes y lideresas de las Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad María Chaverra, Manuel Blandón, Eustaquio Polo, Enrique Petro, Santander Nisperuza, Liria Rosa García, Raúl Salas, Ledys Tuiran, Alfonso Saya , Guillermo Díaz, entre otros.

Estas operaciones paramilitares se concertaron luego de la presencia del Ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo y el Ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, estuvieran presentes en la Zona Humanitaria de Camelias, definiendo la metodología de la restitución en cumplimiento del Auto de la Corte Constitucional de mayo de 2010.