Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Toma forma y se fortalece
Avanza el capítulo Atlántico del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado
 

Capítulo Atlántico.

Son muchas las experiencias que hemos vivido desde el pasado Encuentro Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado que tuvo lugar en el mes de julio de 2006. Sin embargo, el grado de coordinación no era el mejor, o al menos era esporádico. En el presente año se han venido planificando y desarrollando actividades, impulsadas por el equipo interdisciplinario que se han articulado al proceso del Movimiento, y como logro se obtuvo la reinstalación de la Coordinación Departamental del Movice Atlántico, con la participación de doce organizaciones, entre las que cabe destacar: ACEU, Andas, Andescol, ANUC-UR, Cederhnos, CPDH, CSPP, CUT Atlántico, FEU, FIF, Iglesia Presbiteriana y Reiniciar.

Una de las principales actividades fue la preparación y participación en el Encuentro Nacional de Victimas de Organizaciones Sociales. Evento que provocó todo el tiempo múltiples confusiones entre la caracterización del mismo y el Movimiento de Victimas de Crímenes de Estado. Esta situación sirvió de oportunidad para avanzar en la socialización de la propuesta del Movice y de sus ocho estrategias. El balance en este aspecto es positivo, ya que hoy existe mayor claridad, compromiso y disposición de las víctimas de crímenes de Estado en el Atlántico.

Para la preparación de la delegación del departamento del Atlántico que participó en el Encuentro Nacional de Víctimas de Organizaciones Sociales, se estableció la conformación de un Comité Departamental de Organizaciones Sociales (que tomó las decisiones y fue conformado por todas las organizaciones presentes y con trabajo con victimas en el departamento: 17 en total). Y un Comité Operativo Departamental (encargado de diseñar la propuesta temática y de la logística, conformado por: Foro Costa Atlántica, como organización focal del encuentro, y CSPP y CPDH en representación del Movice Atlántico). En función del encuentro nacional se realizó una reunión preparatoria con las víctimas delegadas, en donde se hizo énfasis en las características y diferencias entre el Encuentro de Organizaciones Sociales y el Encuentro del Movice (que tiene pendiente su cuarta versión). El Auxiliar Jurídico del Programa de Formación y fortalecimiento de las organizaciones de víctimas Arturo Mojica, presentó la ponencia sobre el tema “observaciones de la aplicación de la ley 975”. Al final, y en medio de muchas penurias por la carencia de recursos económicos, participaron en el Encuentro Nacional 46 delegados, con importantes ponencias, aportes y propuestas.

Dando un paso en la consolidación del capitulo Atlántico, el pasado miércoles 8 de agosto de 2007 se desarrolló una reunión de la coordinación del Movice con el propósito de realizar el balance de nuestra participación en el Encuentro Nacional de Víctimas de Organizaciones Sociales y la planificación de nuestro trabajo en los meses de agosto y septiembre. Se acordó igualmente reunirnos mensualmente, para ejercer el control de las actividades programadas, para compartir las informaciones y planificar conjuntamente.

Entre las tareas más importantes están: impulsar la conformación del capitulo Atlántico del movimiento de Hijos e Hijas, participar en el foro de derechos humanos convocado por la CUT para el 17 de agosto del presente año, fortalecer el trabajo de atención psicosocial a las víctimas, la documentación de los casos en función de la construcción de la memoria histórica y en algunos casos establecer acciones jurídicas, la formación, y el impulso al proceso organizativo de las víctimas a través de la Escuela Permanente de promotores de derechos humanos.

Con estas actividades toma forma el capitulo Atlántico del Movimiento de Victimas de Crímenes de Estado, su fortalecimiento dependerá de mantener el ritmo de trabajo, el compromiso y el cumplimiento de las tareas concertadas, recobrar la confianza y acompañar a víctimas que vienen abriéndose camino en su proceso de formación y organización, que nos permita que sean ellas quienes asuman el liderazgo de este proceso. La corresponsabilidad desde las regiones hacia lo nacional y viceversa garantizará el logro de las metas que nos hemos propuesto y la implementación de las ocho estrategias.