Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Septiembre 30 de 2007 en Buenaventura, Valle
Minga para erradicar cultivos de coca en territorio colectivo del río Yurumangui
Proceso de Comunidades Negras / Miércoles 12 de septiembre de 2007
 

Por siglos las comunidades negras han habitado el territorio región del Pacifico y han desarrollado en él un proyecto de vida, que sienten hoy amenazado por megaproyectos, monocultivos como la palma aceitera y el avance de los cultivos para fines ilícitos; los últimos son factores que constituyen en la actualidad dos de los mayores riesgos para los derechos territoriales y ambientales de los afrocolombianos y para la diversidad biológica y cultural de esta rica, importante y estratégica biorregión.

Conscientes del riesgo que representa para la región el avance de la cultivos de coca para fines ilícitos, la Asamblea del Consejo Comunitario del Río Yurumangui, realizada en el año 2000, como máxima autoridad, tomó la decisión de no permitir la siembra ni consumo de coca en el territorio y dio a las instancias organizativas delegatarias, como son la Junta del Consejo Comunitario, la organización étnico territorial Aponury y al Proceso de Comunidades Negras en Colombia, directrices para el desarrollo de actividades que previnieran la entrada de los cultivos de coca para fines ilícitos al territorio.

A pesar de este mandato y de los esfuerzos hechos, entre los que se cuentan la emisión de volantes, uniformes de fútbol con mensajes referidos a la no siembra ni consumo de la coca, instalación de algunas vallas, talleres por comunidad, entre otros, de forma oculta y con el desconocimiento de la Junta del Consejo Comunitario, personas del río que han vivido mucho tiempo fuera del territorio están “retornando” con el fin de fomentar estos cultivos, razón por la cual hoy se ha detectado inicio de estas siembras ilícitas en inmediaciones de la zona baja del río: La Dispensa , El Barranco, y El Encanto.

El territorio región del Pacífico biogeográfico ha sido siempre una gran escuela en la que todos tenemos la oportunidad de aprender de lo que pasa en los distintos ríos y zonas de la región, por ello los habitantes del río Yurumangui sabemos y hemos aprendido con el dolor de otros hermanos y hermanas nuestras que:

1. Al avance de los cultivos de coca para fines ilícitos, el gobierno responde con la fumiga acabando con el pancoger, multiplicando los problemas de salud, de falta de acceso al agua potable, contaminación ambiental y crisis alimentaria de la población.

2. Al avance de los cultivos de coca para fines ilícitos, los territorios se hacen más atractivos y propensos a la intensificación del conflicto armado y aumenta la presencia de paramilitares, subversión, delincuentes comunes y fuerza pública y se incrementan los riesgos de desapariciones, masacres y desplazamiento de la población.

3. Al avance de los cultivos de coca para fines ilícitos se incrementa el riesgo de expropiación de los territorios colectivos. Es conocido que hace un tiempo el gobierno ha estado preparando una legislación que permite expropiar los territorios colectivos que tengan siembra de estos cultivos.

4. El avance de los cultivos de coca para fines ilícitos propicia la entrada de colonos a los territorios, principalmente “paisas” que impulsan estas prácticas, que luego son asimiladas por los nativos.

5. Al avance de los cultivos de coca para fines ilícitos proliferan los prostíbulos y la prostitución, incrementando el riesgo de proliferación de enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el sida, e incrementando la pérdida de valores culturales de la población.

6. Al avance de los cultivos de coca para fines ilícitos se destruye el esfuerzo político organizativo y se disminuye la posibilidad de construir una nueva Colombia a partir de los sueños, anhelos y costumbres, se pierde la identidad cultural de los pueblos y se destruye la vida.

7. Al avance de los cultivos de coca para fines ilícitos el Gobierno Nacional responde con palma, presentándola como la única e impuesta alternativa para la sustitución, y con el incumplimiento de los acuerdos establecidos con los pobladores para la erradicación manual y voluntaria.

Por ello la Junta del Consejo Comunitario del río Yurumangui, siguiendo el mandato de su asamblea general, ha decido convocar de manera autónoma a una minga para erradicar los cultivos de coca para fines ilícitos en el territorio colectivo del río Yurumangui.

Invitamos a todos los que creen que la diversidad cultural y la biodiversidad tienen una posibilidad en este territorio de hombres y mujeres libres que han aprendido que la resistencia es la única posibilidad de hacer avanzar los sueños, a que nos acompañen en esta afirmación de voluntad y autonomía comunitaria.

¡Por la vida con dignidad , esperanza y libertad!

Junta del Consejo Comunitario del Río Yurumangui
Proceso de Comunidades Negras en Colombia