Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Las FARC y el ELN solicitan la facilitación de la CELAC para la paz de Colombia
Agencia Prensa Rural / Domingo 4 de diciembre de 2011
 

En un comunicados emitidos por el Secretariado del Estado Mayor Central de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC - EP) y el Comando Central del Ejército de Liberación Nacional (ELN ) las organizaciones guerrilleras reconocen como un hecho trascendental y saludan el nacimiento de la CELAC, expresando el deseo de que encamine la unidad latinoamericana dentro de la concepción bolivariana.

Las FARC señalan que el sentido de la unidad latinoamericana y caribeña, debe ser el de "emprender el camino hacia el nuevo mundo que nos vetaron siempre el viejo continente y el imperio norteamericano".

Aprovechan para manifestar "honda preocupación por la paz en Colombia, que es la paz del continente" y denuncian "el aterrador número de víctimas de todo orden, producidas por el régimen colombiano". Advierten que "la paz nunca será fruto de rendiciones humillantes" ni a cambio de que todo siga igual. Reclaman "un diálogo con plenas garantías, de cara al país, al continente y al mundo, con participación popular, que modele una recomposición institucional y política, y que abra las compuertas a profundas reformas democráticas".

Por su parte el ELN manifiesta que “hemos sido reiterativos en que el futuro de Colombia no es la guerra y hoy ante este significativo encuentro, es el momento de reafirmarlo. La paz es una urgencia ineludible para Colombia, solo que esa paz es justicia y equidad social, es democracia y soberanía, es un proceso que hace indispensable que se escuchen los clamores del pueblo y la nación. El Ejército de Liberación Nacional de Colombia solicita a ustedes la urgencia de sostener diálogos directos y al más alto nivel, que avizoren un camino cierto para la paz de Colombia y eviten que sus consecuencias sigan generando tensiones en la región.

A continuación los textos completos de los comunicados:


Señoras y Señores

PRESIDENTES DE LA REPÚBLICA Y PRIMEROS MINISTROS

Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños CELAC

Caracas.

Apreciadas Señoras y Señores:

La trascendental reunión que ustedes celebran, con el propósito de dar formal nacimiento a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, se constituye en un importante acontecimiento.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo, FARC-EP, los saludamos, expresando nuestro deseo de que este emprendimiento se convierta en el punto de partida de un esfuerzo que encamine a las naciones latinoamericanas y caribeñas por la ruta de la unidad teniendo en cuenta los aspectos fundamentales de la concepción bolivariana.

Graves contingencias amenazan hoy por hoy no sólo el futuro de nuestro continente adolorido sino a todo el planeta, a la especie humana en su conjunto. La Tierra nos reclama acciones urgentes para frenar el desastre ambiental, soplan vientos de guerra nuclear, la economía mundial trastabilla y viejos intereses, en su exclusivo beneficio, imponen a los pueblos la carga de salvarla. Nunca como ahora se requiere el protagonismo decisivo de toda esa humanidad silenciada.

He aquí el significativo sentido de la unidad latinoamericana y caribeña, emprender el camino hacia el nuevo mundo que nos vetaron siempre el viejo continente y el imperio norteamericano.

Aprovechamos para expresar nuestra honda preocupación por la paz en Colombia, que es la paz del continente.

El rasgo característico de su persistente clase dirigente ha sido una extraña y atávica inclinación a solucionar los conflictos económicos y sociales por la vía de las imposiciones violentas. Ninguna de las largas y crueles dictaduras que en un pasado azotaron distintas naciones en este continente, cuenta en su haber con el aterrador número de víctimas de todo orden, producidas por el régimen colombiano tan solo en las últimas dos décadas.

Ello explica las dimensiones del actual conflicto armado interno, cuya conclusión parece prorrogarse indefinidamente en el tiempo. La paz nunca será fruto de rendiciones humillantes que contribuyan a atornillar aún más en el poder a los responsables de esta tragedia nacional, jamás cambiaremos los alzados el algo que permita que todo continúe igual.

Un diálogo con plenas garantías, de cara al país, al continente y al mundo, con participación popular, que modele una recomposición institucional y política, y que abra las compuertas a profundas reformas democráticas, es la fórmula que repetidamente hemos planteado las FARC y que aspiramos se haga realidad muy pronto.

Recientes acontecimientos, contrarios a los guiños entre bambalinas, revelan la nula inclinación del Establecimiento a considerar nuestra postura. En su lugar, insisten en su pérfida acusación de narcotraficantes y terroristas, pretexto que les asegura el incondicional apoyo de los Estados Unidos, revertido además en una creciente injerencia militar y política, muy conveniente a los intereses estratégicos de dominación continental y mundial de esa potencia.

En palabras del presidente Santos si no nos rendimos nos espera la cárcel o la tumba. Su oferta de recompensas en millones de dólares por la cabeza de los mandos guerrilleros, remoza los usos de las Coronas europeas contra los indígenas y esclavos negros rebeldes. No creemos osado pensar que en estos nuevos tiempos que nacen en América Latina y el Caribe, sus pueblos celebrarían como una gran victoria la conquista de una solución política en Colombia.

Nuestro abrazo patriótico y bolivariano para este verdadero Nuevo Mundo que grita basta y se echa a andar sin que ya nadie pueda detener su marcha de gigante.

SECRETARIADO DEL ESTADO MAYOR CENTRAL DE LAS FARC-EP


Montañas de Colombia, 1 de diciembre de 2011

Señoras y Señores Mandatarios y Representantes a la primera Cumbre de la COMUNIDAD DE ESTADOS LATINOAMERICANOS Y DEL CARIBE, asistentes a este importante evento:

El Ejército de Liberación Nacional, les da un saludo fraterno y respetuoso, deseando que este trascendental encuentro, siga hermanando a gobiernos, pueblos y naciones de América Latina y el Caribe, en el complejo pero irrenunciable camino de la fraternidad, la justicia social y la paz auténtica que reclaman hoy las inmensas mayorías de la región.
La historia de las naciones y pueblos representados hoy, en este histórico acontecimiento, es el mejor acumulado de sacrificio, dignidad y gloria, sobre los que deben seguirse construyendo sus destinos.

No puede ser la irracional lógica de este capitalismo decadente y en su más profunda crisis, la que se siga ensañando en los pueblos y naciones de la región, por el contrario, es apuntalar planes por la unidad, la fraternidad y la paz, como único y verdadero horizonte de futuro y estamos seguros de los logros que han de alcanzarse aquí.

Desde esta Colombia luchadora y digna, levantamos nuestra voz insurgente y revolucionaria, en medio del más terrible conflicto social y armado, que hoy se acrecienta, por las lógicas intransigentes y guerreristas de la clase gobernante, que no escucha los llamados que desde los distintos sectores sociales y las guerrillas se levantan, para buscar una Salida Política al conflicto que lleva más de medio siglo de existencia.

Hemos sido reiterativos en que el futuro de Colombia no es la guerra y hoy ante este significativo encuentro, es el momento de reafirmarlo.
La paz es una urgencia ineludible para Colombia, solo que esa paz es justicia y equidad social, es democracia y soberanía, es un proceso que hace indispensable que se escuchen los clamores del pueblo y la nación. No es un acto ni un decreto, es un proceso consensuado, donde las partes nos escuchemos y nos coloquemos de cara a las mayorías, como el sujeto de cambio y de futuro.

Ya esta tragedia ha alcanzado cualquier límite y hace indispensable para su superación, el aporte decidido de la comunidad internacional, en particular de los países de la región aquí representados.

Señoras y Señores, deseándoles los mejores éxitos, la Comandancia del Ejército de Liberación Nacional de Colombia, honrando la memoria de todas y todos los caídos, en este largo conflicto social y armado, solicita a ustedes la urgencia de sostener diálogos directos y al más alto nivel, que avizoren un camino cierto para la paz de Colombia y eviten que sus consecuencias sigan generando tensiones en la región.

Respetuosamente,

COLOMBIA PARA LOS TRABAJADORES !!

Ni UN PASO ATRAS LIBERACIÓN O MUERTE !!

POR EL COMANDO CENTRAL DEL E L N

PRIMER COMANDANTE NICOLÁS RODRÍGUEZ BAUTISTA