Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

En versión libre desde Estados Unidos, el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso también aseguró que el bloque norte de las autodefensas unidas de Colombia (Auc) fue creado con apoyo del Estado
Mancuso dice que coordinó con el general (R) Rito Alejo del Río la llegada de los paramilitares a los llanos
"Pedro Juan Moreno se reunión conmigo y con Carlos Castaño para que creáramos las Convivir en Urabá. Fueron 12 que se crearon allá". Moreno fue secretario de Gobierno de Antioquia, bajo la administración del ex presidente Álvaro Uribe Vélez
Agencia Prensa Rural / Lunes 5 de diciembre de 2011
 

El ex jefe paramilitar acusó al general (r) del Ejército de tener vínculos con los paramilitares.

La declaración de Salvatore Mancuso, en la versión libre que rinde este lunes desde los Estados Unidos, se ha convertido en un verdadero botafuegos. El ex jefe paramilitar ha señalado al general (r) Rito Alejo del Río de ser "gran amigo de las autodefensas".

El ex jefe paramilitar, enviado en extradición a Estados Unidos, dijo que la coordinación para la llegada de las paramilitares a los llanos se hizo con el general Del Río y con Lino Sánchez, comandante de la Brigada II del Ejército.

"Yo lo conocí (al general Del Río). De hecho, ’Rodrigo Doble Cero’ (jefe de los paras en Medellín) entraba a la Brigada XVII vestido como militar y allá lo recibía Rito Alejo", dijo Mancuso, quien luego añadió: "Yo participé con él en dos reuniones en la zona de Urabá".

Rito Alejo del Río fue comandante de la Brigada XVII del Ejército y en la actualidad se encuentra llamado a juicio por el crimen de un activista de las negritudes en Urabá.

El ex comandante paramilitar acusó al zar de las esmeraldas Víctor Carranza de tener su propio grupo de autodefensa y de participar, a través de delegados, en cumbres de paramilitares, con Carlos Castaño y sus principales socios.

"En esas conferencias no hizo presencia directa Carranza, pero que yo sepa, asistí a dos reuniones con él. Una me citó Carlos Castaño, porque Carranza no solo tenía grupos en los Llanos, sino en el norte del país, en un área de influencia mía", dijo Mancuso.

"Llegó en helicóptero a finales de 1996, fue exactamente en La Rula, en Uraba", añadió el ex jefe paramilitar, quien también aseguró que el esmeraldero estuvo en una reunión en la que se planeó la masacre de Caño Jabón.

En versión libre desde Estados Unidos, el ex jefe paramilitar Salvatore Mancuso también aseguró que el bloque norte de las autodefensas unidas de Colombia (Auc) fue creado con apoyo del Estado.

"Para la conformación y el crecimiento hubo una reunión entre Carlos Castaño y algunas personas en el Estado para conformar frentes de Auc, para fortalecer los que ya existían. De esa alianza surge la conformación del bloque norte, que me lo entregan a mí. Me voy a diferentes reuniones en Cesar. Las Auc nacen de una alianza con el Estado en 1995", dijo.

Mancuso aseguró que para ese entonces había cuatro grupos de Auc: los güelengues, los tangueros, un grupo especial de Inteligencia y el comandado por ’Elías 44’.

"Sí hubo una relación directa entre las Fuerzas Militares y policiales con los paramilitares que se crearon en 1965, con el presidente Guillermo León Valencia", añadió el ex jefe paramilitar.

"Pedro Juan Moreno se reunión conmigo y con Carlos Castaño para que creáramos las Convivir en Urabá. Fueron 12 que se crearon allá", dijo finalmente.

La versión de Mancuso deberá ser investigada por las autoridades colombianas, que se encontrarán con una primera dificultad: Pedro Juan Moreno murió en un extraño accidente aéreo, en el 2006, y Carlos Castaño, fue supuestamente asesinado por sus socios paramilitares en el 2004. Su cuerpo no ha sido encontrado.

Pedro Juan Moreno fue secretario de Gobierno de Antioquia, bajo la administración del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, y Castaño fue uno de los creadores de los carteles narcoparamilitares, bandas que asesinaron a miles de colombianos durante las últimas décadas.

Las convivir fueron grupos paramilitares legalizados, que se crearon bajo el amparo del Estado. Su operación fue declarada ilegal por la Corte Constitucional, después de varias denuncias por violaciones a los derechos humanos en varias regiones del país.