Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Departamento del Meta (Región del Bajo Ariari): “Mataron hasta a los perros”
Semanario Voz / Viernes 23 de diciembre de 2011
 

La fuerza pública comete todo tipo de abusos y violación al Derecho Internacional Humanitario con el objetivo de desplazar a la población civil de la región y dar paso a macro-proyectos; así lo denunciaron campesinos de la zona.

Son varias las situaciones de violencia y agresiones que se vienen presentando por parte del Ejército contra la población civil, el medio ambiente y los animales, en las zonas habitadas de los ríos Ariari y Guayabero, en el departamento del Meta. Así lo dio a conocer al Semanario VOZ, la Comisión de seguimiento a los Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario del Bajo Ariari.

Según el informe presentado por el Colectivo Socio Jurídico Orlando Fals Borda, quien hace parte de la mencionada Comisión, entre marzo y noviembre de este año se han presentado 30 casos de vulneración a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario, hechos que se han presentado en los municipios de Vista Hermosa, La Macarena, Puerto Rico, San Vicente del Caguán, La Uribe, Mesetas de San José del Guaviare, Granada y Puerto Lleras. En estas denuncias aparecen directamente implicados la FUDRA, el Batallón Héroes de Corea, y el Batallón No. 41 de la Brigada Móvil No. 4 de Infantería de Marina, Dirección Nacional de Antinarcóticos, Brigada Móvil No. 9 y la Fuerza Aérea.

Entre los delitos de que han sido víctimas los campesinos y campesinas de la región están, homicidio en persona protegida, intento de homicidio en persona protegida, lesiones personales en persona protegida, detención ilegal, constreñimiento a apoyo bélico, omisión de medidas de socorro y asistencia humanitaria, destrucción y apropiación de bienes protegidos, desplazamiento forzado de población civil, atentados a la subsistencia y devastación, omisión de medidas de protección a la población civil, destrucción del medio ambiente y violación a la protección de bienes indispensables para la supervivencia de la población.

Retenes y movilidad

Los Comités Regionales de Derechos Humanos informaron que se presentan constantes retenes que impiden la libre movilidad de las personas y obstruyen el paso de alimentos y medicamentos esenciales para la vida de los habitantes de la zona. En el municipio de Puerto Rico, más exactamente en el puerto fluvial de la Tigra, la Infantería de Marina tiene instalado un puesto de control. En el municipio de Uribe, en la vía que de la cabecera municipal conduce a la Inspección de la Julia también hay un puesto de control del Ejército Nacional, lo mismo ocurre en los municipios de Mesetas (Batallón de Ingenieros del Ejército Nacional) y en San Vicente del Caguán (Brigada Móvil No. 9 del Ejército Nacional), en todos estos puestos de control se retiene a la población civil, se bloquea el acceso de alimentos, medicamentos y mercancía que debe ingresar a cada zona.

Principio de Distinción

Varias han sido las detenciones ilegales en la región en lo que va corrido de año, como ocurrió en la vereda Loma Linda, jurisdicción de Vista Hermosa, cuando fueron retenidos durante varias horas y puestos en peligro varios campesinos de la zona. Esta violación se le atribuye presuntamente al Ejército Nacional, Fuerza de Despliegue Rápido. Una misión humanitaria también fue víctima de retención por parte de la Infantería de Marina en el Puerto Fluvial de la Tigra.

En el mes de septiembre la vida de campesinos y campesinas de la vereda Comuneros en Puerto Rico y las veredas de Guaimaral, Delicias, Cooperativa y Pinos, en Vista Hermosa, fueron puestas en peligro, debido al lanzamiento de bombas con mortero por parte de la Brigada Móvil No. 4, lo que trajo como consecuencia daños a las viviendas y los cultivos de pancojer de estas familias. Aquí se ve claramente el desconocimiento del Principio de Distinción, consagrado en el Protocolo I adicional a los Convenios de Ginebra.

El pasado mes de octubre dos niñas menores de edad, quienes caminaban por una vereda llamada Río Nuevo (Vista Hermosa), quedaron en medio del fuego cruzado entre la guerrilla y soldados de la Brigada Móvil No. 12 del Ejército Nacional. Las menores de edad reaccionaron tirándose al suelo, y como era de esperarse para salvar la vida salieron corriendo, sin embargo, pese a ver que las niñas era civiles, los soldados de la Brigada les dispararon y les produjeron heridas graves.

A inicios de este mes de noviembre, el Comité Regional de Derechos Humanos de Vista Hermosa, informó que las casas de los campesinos (población civil) ubicadas entre las veredas Caño Ánima y Yarumales, sufrieron disparos, los cuales fueron hechos desde un avión de la Fuerza Aérea Colombiana en repetidas ocasiones, dejando como saldo un civil muerto. Otro caso similar se presentó el 5 noviembre entre la vereda El Palmar y Santa Lucía (Puerto Rico) cuando aviones de la Fuerza Aérea bombardearon indiscriminadamente, dejando impactada la propiedad de otro civil quien se desempeñaba como agricultor y también murió por los bombardeos. Según la Comisión, a este campesino lo quieren contabilizar como guerrillero muerto en las acciones militares, pero era un reconocido líder comunal de la región.
En los constantes bombardeos también han sido asesinados animales como vacas y perros, entre otros. Se han contaminado las fuentes de agua y cultivos. “mataron hasta a los perros”, dijo uno de los campesinos.

Los campesinos de la región han sido desplazados en varias oportunidades, debido a este tipo de acciones militares, motivo por el cual, se ven obligados, o bien, a trasladarse a otras veredas o a salir temporalmente de la región. Casualmente cada vez que deciden retornar, empiezan otra vez acciones militares. Las denuncias de los campesinos señalan que ya hay una petrolera en la zona y que temen que la belleza de la región y su biodiversidad se vea afectada por la llegada de grandes multinacionales y en vez de progreso haya miseria y hambre como suele ocurrir.