Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

¿El fin de Convergencia Ciudadana?
Los ex congresistas Óscar Josué Reyes, Luis Alfonso Gil y Alfonso Riaño, condenados a 7 años de cárcel por pactos con paramilitares
Verdad Abierta / Viernes 20 de enero de 2012
 

El movimiento Convergencia Ciudadana terminó sepultado este miércoles 18 de enero de 2012, cuando la Corte Suprema condenó a su fundador, el ex senador Luis Alberto Gil Quintero, así como a dos ex integrantes de ese mismo movimiento político, el ex senador Óscar Josué Reyes y el ex representante Alfonso Riaño.

Hace diez años el nombre de Gil representó una nueva fuerza política en Santander, que era de neta tradición liberal. Después de haber militado en el M-19 y tener un liderazgo dentro del Sindicato de Educadores de Santander, en 1992 y 1997 logró un escaño en la Asamblea. Siendo diputado fundó Convergencia Ciudadana, un nuevo movimiento político, que en solo un par de año terminó propagándose por la región derrotando a los liberales.

Para ello Gil hizo alianzas, entre ellas, con el entonces diputado Hugo Heliodoro Aguilar Naranjo, un ex coronel que se jacta de haberle dado el tiro de gracia al narcotraficante Pablo Escobar. Ambos, como fundadores de Convergencia, se propusieron entonces ganar las elecciones de Congreso en 2002 y las regionales del siguiente año.

Y así sucedió. Convergencia derrotó a los liberales en ambas elecciones. Gil renunció a la Asamblea y llegó al Senado en 2002 junto a los representantes José Manuel Herrera Cely y Jaime Durán Barrera. Para aspirar a la Gobernación de Santander, Aguilar también renunció a la Asamblea y en 2003 derrotó con 301.288 votos a su contrincante, el liberal Luis Francisco Bohórquez, que obtuvo 274.135 votos. El triunfo de Convergencia dejó sin palabras a los rojos.

Según los probó la Corte Suprema de Justicia durante el juicio contra Gil, Riaño y Reyes, este poder de Convergencia ciudadana obedeció al apoyo que recibieron de las Auc. El Alto Tribunal encontró que los tres ex congresistas hicieron pactos con los ex jefes paramilitares del Bloque Central Bolívar de las Auc, Rodrigo Pérez Alzate alias ‘Julián Bolívar’ y Carlos Mario Jiménez alias ‘Macaco’.

Así Convergencia copó la política en Santander. En 2006, Gil repitió curul en el Senado y consigo llevó a Alfonso Riaño, José Manuel Herrera Cely y Édgar Alfonso Gómez Román a la Cámara. Otra de sus alianzas, Óscar Josué Reyes Cárdenas, también llegó al Senado ese año. Previo a su ejercicio como congresista, Reyes fue secretario de Gobierno durante un año del ex gobernador Hugo Aguilar.

En 2007, Convergencia quería repetir la fórmula para ganar la Gobernación, pero esta vez Didier Tavera, ex secretario de Gobierno y candidato de Hugo Aguilar, fue derrotado por el ex ministro Horacio Serpa. En los siguientes años el movimiento fue desplomándose. En octubre de 2007 la Corte llamó a indagatoria al a Gil, quien en noviembre de 2008 fue capturado y enviado a la Picota por nexos con los paramilitares.

El 11 de octubre de 2007 la Corte llamó a indagatoria al ex congresista santandereano por sus presuntos vínculos con los paramilitares. Ese día, Gil renunció a su investidura como senador del movimiento Convergencia Ciudadana, y desde el 24 de noviembre de 2008, se encuentra recluido en la cárcel La Picota. Le siguieron Alfonso Riaño y Óscar Reyes, que en 2008 y 2010, terminaron salpicados dentro del mismo proceso conocido popularmente como ‘parapolítica’.

En 2010 para las elecciones nacionales, el nombre de Convergencia tenía desprestigio e hizo una con otros polémicos movimientos políticos llamándose Partido de Integración Nacional, PIN. En Santander varias fuentes contaron que con Gil en la cárcel, Aguilar se encargó de copar el poder del antiguo Convergencia impulsando a uno de sus hijos al Senado, Nerthink Mauricio, que obtuvo la cuarta votación más alta del PIN.

En julio de 2011 Hugo Aguilar fue capturado por presuntos nexos con los paramilitares, pero siguió con su plan de heredarles el poder a sus hijos. Así promovió la campaña de Richard Aguilar, quien en octubre de del mismo año fue elegido Gobernador de Santander.

Con la condena del fundador y de dos ex congresistas del mismo movimiento, Convergencia llegó a su fin. Según el fallo de la Corte, los tres ex congresistas pagarán siete años y cinco meses de prisión y una multa de 3.700 millones de pesos, mientras Hugo Aguilar sigue afrontando un juicio por presuntos nexos con ’Macaco’ e Iván Roberto Duque alias ’Ernesto Báez’.

Durante el juicio contra Gil, Riaño y Reyes, uno de los principales testigos contra los políticos santandereanos fue David Hernández López alias ‘Diego Rivera’, un ex subteniente del ejército que se volvió paramilitar, quien aseguró que ’Macaco’ y ’Bolívar’ decían que "debíamos rodearnos de políticos propios para poder nosotros aspirar. Una meta era lanzar al ex gobernador Hugo Aguilar (recientemente capturado por parapolítica) a la presidencia en el 2010” dijo el ex paramilitar.

Las reuniones de Gil y Riaño con los ’paras’

En la resolución de acusación, el documento con el que formalmente la Corte llamó a juicio a los dos políticos, la Fiscalía documentó una reunión en enero de 2002 entre Gil y los paramilitares Iván Roberto Duque alias ‘Ernesto Báez’ y Rodrigo Pérez Alzate alias ‘Julián Bolívar’.

El encuentro duró una hora y según la Fiscalía, tanto Gil como el exgobernador de Santander Hugo Aguilar querían sellar un pacto para favorecer a José Manuel Herrera y Nelson Naranjo, primer y segundo renglón de una de las listas a la Cámara por Santander de Convergencia Ciudadana.

Otra reunión documentada por la Fiscalía fue realizada en 2002 en la hacienda Arkansas, en San Rafael de Lebrija. Según las versiones de ‘Ernesto Báez’, ‘Diego Rivera’ y los exparamilitares Juan Fernando Morales Ballesteros y Orlando Murillo Morales, Alfonso Riaño tenía nexos con los paramilitares del Magdalena Medio porque se le veía andar con los jefes paramilitares de las Autodefensas Campesinas de Puerto Boyacá, Arnubio Triana Mahecha alias ‘Botalón’ y su segundo, Álvaro Sepúlveda alias ‘César’.

Según las versiones de esos ex paramilitares, Riaño se reunió en la hacienda Arkansas con ‘Ernesto Báez’. El paramilitar le dijo en ese lugar que lo ayudara a organizar una lista a la Cámara para apoyar la candidatura de Carlos Clavijo al Senado. Para la Fiscalía, Clavijo era el candidato de los paramilitares por el movimiento Convergencia Cívica y Popular, una propuesta que surgió del Movimiento al No Despeje que se opuso al despeje del sur de Bolívar en el intento de negociación del Gobierno con el Eln.

La última reunión referenciada por paramilitares ocurrió en el 2006 en el Hotel Chicamocha, en Bucaramanga, Santander. Alias ‘Diego Rivera’ le dijo a la Corte que antes de las elecciones de marzo, él le presentó el proyecto Semillas de Paz-Santander, una propuesta de desmovilizados, a Gil, Riaño, Óscar Josué Reyes y Óscar Suárez Mira. Contó que allí también estuvieron alias ‘Tarazá’, exjefe político del Bcb para Santander, y alias ‘Alfonso’, “que me dijo que iba a entregarles a los políticos mil millones de pesos para las elecciones” por orden de alias ‘Julián Bolívar’.

Según ‘Rivera’, la misión de la reunión, según las órdenes de ‘Macaco’ y ‘Julián Bolívar’ era presentar lo que el gobierno le había otorgado al BCB, en el tema de proyectos productivos, específicamente el de Villa Esperanza en Copacabana, Antioquía, invitarlos a apoyar los proyectos productivos y también la ley 975”, señaló ‘Rivera’.

En el final del juicio contra Gil y Riaño, el delegado de la Procuraduría explicó que existen pruebas documentales y testimonios que evidencian la existencia de un pacto político entre los políticos con los ‘paras’ de cara a las elecciones a Congreso de 2002.

A lo largo del juicio Gil negó su participación en la reunión en el Chicamocha, así como desmintió el haber recibido 1.000 millones de pesos por parte de Rodrigo Pérez Alzate alias ‘Julián Bolívar’, otro de los jefes paramilitares del Bloque Central Bolívar.

En julio del 2011 el Ministerio Público inhabilitó para ejercer cargos públicos por 20 años a Gil, luego de considerar que había pruebas de sus alianzas con Carlos Mario Jiménez alias ‘Macaco’, Rodrigo Pérez alias ‘Julián Bolívar’ e Iván Roberto Duque Escobar alias ‘Ernesto Báez’, jefes de las Auc.

La declaración de ’Báez’

En una declaración ante los magistrados de la Corte Suprema de Justicia en marzo del 2011, ‘Báez’ se refirió a dos reuniones privadas que sostuvo Gil.

La primera según cuenta, tuvo como propósito resolver una queja de Gil a ‘Báez’, por las dificultades que tenían sus aliados políticos para hacer campaña por cuenta de las actividades del Bloque Central Bolívar en zonas como Sabana de Torres y Puerto Berrio.

Según ‘Báez’, se reunió con Gil, en una segunda oportunidad, para tratar el mismo tema y el incumplimiento del paramilitar respecto a su compromiso por garantizar la actividad política de todos los candidatos en diferentes zonas del país.

Una nueva reunión , según ‘Diego Vecino’

El paramilitar Edwar Cobos Téllez alias ‘Diego Vecino’ dijo también en audiencia que fue testigo de una reunión del entonces senador Gil con algunos jefes de la cúpula de las Auc, durante un almuerzo citado por Vicente Castaño alias ‘El Profe’, realizado en una finca de Carlos Mario Jiménez alias ‘Macaco’, jefe militar del bloque Central Bolívar, Bcb.

La declaración del jefe político del Bloque Héroes de los Montes de María le dio un giro al juicio que adelantaba la Corte Suprema contra el senador Gil, ya que de esta reunión nunca antes se había hablado.

“Fue una sorpresa ver a varios políticos allí reunidos. Si uno ve políticos en una reunión de esas, deduce que tenía fines políticos. Pero yo no organicé esa reunión y no puedo decir si se habló de temas electorales. Con todo el respeto, señores de la Corte, tendrían que preguntarle eso a ‘Ernesto Báez’”, dijo el paramilitar a los magistrados de la Sala Penal.

Según ‘Diego Vecino’, la reunión realizada en la finca de ‘Macaco’ se realizó para limar diferencias entre las Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu) a cargo de Carlos Castaño, y el Bcb, de alias ‘Macaco’ y Rodrigo Pérez Alzate alias ‘Julián Bolívar’, y establecer una estrategia política con miras a las elecciones regionales de 2002.

El intento de soborno a ‘Diego Rivera’

En febrero del 2011, el exparamilitar ‘Diego Rivera’ denunció ante la Corte Suprema que los políticos Luis Alberto Gil, Alfonso Riaño y Ciro Ramírez se aliaron con el paramilitar Rodrigo Pérez Alzate alias ‘Julián Bolívar’, exjefe militar del Bloque Central Bolívar, en un presunto complot para desprestigiar al magistrado Iván Velásquez y sobornar a testigos en los procesos que el alto tribunal adelanta por ‘parapolítica’.

‘Diego Rivera’, quien en varias oportunidades declaró desde Estados Unidos por ser un testigo protegido de la DEA, aseguró que Ramón Ballesteros Prieto, abogado de Gil, lo citó en Nueva York a varias reuniones entre octubre de 2010 y febrero de 2011 para que declarara a favor de Gil y Riaño.

Este ex subteniente del Ejército y desmovilizado del Bcb dijo que además en las reuniones, Ballesteros presuntamente le ofreció 100 mil dólares a nombre de alias ‘Julián Bolívar’ para que cambiara su testimonio.

“Ballesteros me dijo que Gil, Riaño y Reyes me habían enviado 60.000 dólares, cada uno me había enviado 20.000 para que me retractara de la reunión y que era probable que Oscar Suarez Mira y Ciro Ramírez aportaran” indicó ‘Rivera’.

“El 31 de octubre de 2010 en el Hotel Pensilvania, en Nueva York, Ballesteros Prieto me dijo: “David, mire, ‘Julián Bolívar’, Luis Alberto Gil, Alfonso Riaño y Ciro Ramírez van a arremeter contra su familia si usted no les colabora. Ellos son sus amigos. Colabóreles”, contó a los magistrados.

Por medio de un agente jurídico del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el testigo aportó al proceso correos electrónicos y grabaciones en audio y video de conversaciones entre el exparamilitar y Ballesteros, donde al parecer el abogado se reune con el desmovilizado y le pide que cambie su versión. Al mediodía del 15 de febrero de 2011, después de que el video fuera presentado en la Corte, agentes de la Dijin capturaron al abogado, quien aceptó los cargos por soborno ante un juez de control de garantías. (Ver Verdades, mentiras y retractaciones de la parapolítica en Santander)

¿Quién es Luis Alberto Gil Castillo?

Nació en Cite, corregimiento de Barbosa (Santander), en una familia campesina. Creció en Piedecuesta, donde desde muy joven comenzó a ser reconocido como uno de los líderes del magisterio. Estudio química en la Universidad Industrial de Santander y fue integrante del M-19 como urbano de esa guerrilla para el nororiente colombiano. Recién graduado como profesional, el ‘Eme’ lo envió a la Libia de Omar Khadafi donde se entrenó durante seis meses en acción político-militar. A su regreso, siguió vinculado al magisterio de educadores del cual fue presidente y donde conoció a su esposa, Doris Clemencia Vega. Después de la desmovilización del ‘Eme’, Gil se lanzó a la política y fue elegido diputado de Santander en 1992 y 1997.

Según el acta de creación, el 25 de febrero de 1997 en Bucaramanga, Gil Casillo y 26 personas más fundaron el movimiento Convergencia Ciudadana que, en las elecciones al Congreso de 2010 y como una estrategia a su mala imagen por tener varios integrantes investigados por parapolítca, pasó a llamarse Partido de Integración Nacional, PIN. Por este partido, su esposa intentó aspirar al Senado pero no alcanzó una curul. En cambio, sí lo hicieron Nerthink Mauricio Aguilar, al Senado, y Didier Tavera, a la Cámara, hijo y antiguo secretario de Gobierno, de forma respectiva, del ex gobernador Hugo Heliodoro Aguilar.

Según los datos de la Registraduría, Luis Alberto Gil resultó elegido en 2002 como senador con 82.053 votos siendo un novato en su aspiración al Congreso. Su anterior cargo fue como diputado de Santander, elegido en 1997, con 17.764 votos. Para el período 2002-2006, Convergencia logró elegir como representantes a sus dos cabezas de lista: Durán con 34.495 y Herrera Cely con 36.006 votos, quien renunció a su curul por investigaciones por parapolítica, abriéndole el espacio a sus siguientes renglones.

En 2006, Convergencia alcanzó más curules: Gil mantuvo la del Senado con 73.742 votos, acompañado por Óscar Josué Reyes Cárdenas, con 55.556 votos. En la Cámara por Santander lo hicieron Alfonso Riaño con 52.678 votos, José Manuel Herrera Cely con 25.369 y Édgar Gómez Román (ex presidente de la Cámara y militante del liberalismo) con 19.126 votos.

El 11 de octubre de 2007 la Corte llamó a indagatoria al ex congresista santandereano por sus presuntos vínculos con los paramilitares. Ese día, Gil renunció a su investidura como senador del movimiento Convergencia Ciudadana, y desde el 24 de noviembre de 2008, se encuentra recluido en la cárcel La Picota.

¿Quién es Oscar Josué Reyes?

Oscar Josué Reyes Cárdenas, ingeniero de profesión, fue elegido en el 2006 senador de la república por el partido Convergencia Ciudadana aunque toda su carrera política la había hecho a la sombra del partido Conservador.

Sin embargo para alcanzar su curul en el senador, Reyes obtuvo el aval del movimiento liderado por Luis Alberto Gil, y logró ser elegido con 55 mil votos, la mayoría en Santander.
No obstante, previo a su ejercicio de congresista ocupó, durante un año, el cargo de secretario de gobierno del coronel Hugo Aguilar Naranjo, exgobernador de Santander, quien también es enjuiciado por aliarse con paramilitares.

La investigación al exsenador se inició luego de que varios desmovilizados, en diligencias de justicia y paz lo señalaran como un aliado de las autodefensas. Además, la investigación se inició por un documento anónimo en el que se señala que 16 políticos santandereanos militantes de Convergencia Ciudadana se aliaron con paramilitares, entre ellos Reyes.

Reyes fue capturado el 24 de octubre de 2010 por determinación de la Corte Suprema de Justicia. En la resolución de acusación se acusa al ex parlamentario del delito de concierto para delinquir agravado por promocionar grupos armados al margen de la ley.

Sin embargo, desde un principio el ex congresista ha insistido en su inocencia, argumentando que para la época en la que ejerció como senador, el BCB ya se había desmovilizado.

¿Quién es Alfonso Riaño?

Alfonso Riaño Castillo nació en Santa Rosa, una vereda de Cimitarra (Santander). Tiene siete hermanos y su padre murió cuando él tenía 10 años en Muzo (Boyacá), huyendo de la guerrilla. Estudió la primaria en el Colegio La Candelaria y el bachillerato en el Colegio Integrado del Carare, donde fue integrante de la junta directiva del Consejo Superior Estudiantil. Cuando estaba haciendo sexto bachillerato, en 1990, se lanzó al Concejo de Cimitarra y resultó ganador.

Fue concejal durante dos períodos consecutivos. Mientras estudiaba contaduría pública en la Universidad Cooperativa de Colombia, se dedicó al comercio. En 1997 aspiró a la Alcaldía de Cimitarra pero al ser derrotado, decidió montar una oficina de contaduría en su pueblo.

Para el período 2001-2003 fue elegido diputado de Santander con 9.963 votos por el Partido Liberal, pero después de la renuncia de Jaime Durán Barrera a la Presidencia de la Asamblea y del partido rojo, decidió unirse al Movimiento Convergencia Ciudadana de Luis Alberto Gil y Hugo Aguilar Naranjo.

Para las elecciones de 2002 apoyó la candidatura de Durán Barrera a la Cámara, que resultó elegido con 36.006 votos. En 2006 decidió lanzarse al Congreso, año en que Convergencia Ciudadana tomó fuerza en el departamento: Luis Alberto Gil y Óscar Josué Reyes fueron elegidos senadores, y Alfonso Riaño, José Manuel Herrera Cely y Édgar Román como representantes.

El 24 de noviembre de 2008 Riaño renunció a sus curul, después de haber sido llamado por la Corte Suprema por los delitos de concierto para delinquir y constreñimiento al elector.