Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Marcha Nacional Cacaotera
Consejo Departamental Cacaotero de Santander / Domingo 18 de marzo de 2012
 

Los municipios cacaoteros de Santander hermanados con los del resto del país nos hemos unido en un solo grito para destapar los oídos del Gobierno nacional el pasado 16 de Marzo en Bogotá, demandando urgentes soluciones a estos justos reclamos:

· Que el gobierno nacional intervenga el mercado cacaotero del país, frenando las importaciones y el contrabando de cacao en grano y de subproductos como la COCOA que junto a otros factores han provocado una caída brutal de los precios del cacao cercana al 45% en los últimos 4 meses.

· Que las pérdidas originadas en los bajos precios, ya por debajo de los costos de producción, exigen que el gobierno nacional intervenga para garantizar un precio remunerativo y estable por parte del oligopolio que controla el 90% de la comercialización del cacao nacional.

· Condonación y reestructuración de las deudas que afronta el sector cacaotero con las entidades financieras.

· Efectivo control subsidiado de las plagas que afectan la producción cacaotera y modernización de la comercialización del grano.

· Que el gobierno deje de estimular el aumento del área cultiva del cacao en el país.

· Restructuración del manejo y administración del Fondo Nacional del Cacao, hoy en manos de Fedecacao.

El Gobierno nacional no ha dado respuesta a los clamores de los cacaoteros en todas las instancias y en múltiples foros, por el contrario, el abandono secular de los gobiernos al sector se ha acentuado por éste al permitir, en plena crisis, la importación de más de 4500 toneladas de cocoa a bajos costos y con cero arancel, lo cual ha precipitado aún más la caída de los precios, hecho que amenaza no sólo con poner en peligro la existencia misma de la producción cacaotera sino la propiedad sobre las tierras por la proliferación de los embargos y las quiebras.

Por lo tanto, invitamos a todo el país cacaotero a que con dignidad defendamos lo nuestro; requerimos el acompañamiento de los ciudadanos del común, de los comerciantes, los estudiantes y los sindicatos, las amas de casa, los concejales, los alcaldes, las organizaciones no gubernamentales, los medios de comunicación, las parroquias e iglesias de todas las religiones, los trabajadores agrícolas y a todos cuantos les duela el capo, a que con la tenacidad de campesinos laboriosos marchemos a Bogotá de manera organizada, pacífica y civilizada para reclamar un lugar bajo el cielo de Colombia e impedir la quiebra de la seguridad agroalimentaria de nuestras regiones.

Convocamos a todos los santandereanos y a los productores de Colombia a marchar con entereza y valor, sin prestar oídos a quienes viven del sudor de los cacaoteros y se ponen del lado de los intereses de los monopolios industriales y de la comercialización del cacao, con la convicción de que la razón y la justicia están de nuestro lado, pues sólo la lucha democrática y civilista podrá defender a los cacaoteros y la producción nacional agraria.