Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Ibagué: epicentro de la movilización nacional agraria y popular en el centro del país
Acsur / Jueves 11 de octubre de 2007
 

Hoy, 11 de octubre de 2007, la cotidianidad de la capital tolimense estuvo conmocionada por las masivas protestas, que se desarrollaron por toda la ciudad musical de Colombia. Cerca de 10 mil campesinos e indígenas, a los que se sumaron trabajadores sindicalizados y estudiantes de la Universidad del Tolima, desarrollaron una serie de actividades reivindicativas relacionadas con los propósitos comunes que han convocado a la gran movilización nacional agraria y popular.

En una sola voz, pese a la lluvia recia, los manifestantes salieron a las calles por segunda vez, exigiendo la renuncia inmediata del presidente Álvaro Uribe Vélez y toda su comitiva ejecutiva, la defensa de la soberanía nacional, la construcción de un nuevo gobierno democrático y amplio, así como la concreción del acuerdo humanitario, que apunte a la solución definitiva de todos los problemas sociales y económicos que someten a los colombianos en los campos y en las ciudades.

Es así como la toma popular de Ibagué se define en cinco puntos de concentración campesina e indígena, en donde las condiciones de higiene y dormitorio se hacen difíciles. A lo que se ha sumado la esperada reacción del gobierno uribista frente a la legítima acción popular de libre expresión y protesta contra un régimen cada vez más despótico y autoritario; que ha traído desde Bogotá una tanqueta y cerca de 50 hombres del Esmad como parte de su paquete de respuestas frente a las reivindicaciones campesinas, indígenas y populares.

Ante estos sucesos llamamos la atención de todos los colombianos, de la comunidad internacional y de todos los entes que velan por las pocas garantías democráticas que aún nos quedan, para que sigan de cerca el proceso de movilización nacional y reivindiquen la legitimidad de las acciones populares que se están desarrollando, así como los objetivos que la han convocado.

Para los compañeros del Cauca y demás regiones en donde la represión no se ha hecho esperar, un grito de combate para mantenerse firmes ante el terror de Estado que nos quiere expropiar hasta la dignidad.