Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Culmina movilización agraria y popular en el norte del Cauca
Comisión de verificación constata que no hubo enfrentamientos entre fuerza pública y guerrilla
Constatan feroz arremetida por parte de agentes del ejército, la Policía Militar y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) contra los manifestantes.
Acsur / Lunes 15 de octubre de 2007
 

Después de cumplir con la jornada de movilización agraria y popular que se desarrolló a lo largo y ancho del territorio nacional, el día 13 de octubre de 2007, las comunidades concentradas en la zona norte del departamento del Cauca, en el corregimiento de Mondomo, regresaron hacia sus lugares de origen en una caravana acompañada por una comisión de verificación de derechos humanos que, el pasado 12 de octubre, hizo presencia en la zona de concentración con el fin de verificar los hechos ocurridos durante la brutal arremetida que miembros de la fuerza pública realizaron en contra de las comunidades movilizadas.

Dicha visita de verificación, integrada por representantes de la Personería del municipio de Santander de Quilichao, de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, la Defensoría Regional del Pueblo y la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes constató que en la zona de movilización no hubo enfrentamientos entre la fuerza pública y grupos insurgentes, sino una feroz arremetida por parte de agentes del ejército, la Policía Militar y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) contra los manifestantes, quienes, según esta misma comisión, tan solo portaban palos y piedras como arma de defensa y fueron agredidos con gases lacrimógenos, artefactos explosivos con metralla, tiros de goma y de armas de fuego de corto y largo alcance.

Como prueba de lo anteriormente mencionado, entre la comunidad movilizada y la comisión de verificación, se firmó el acta de entrega de artefactos bélicos usados por los efectivos de la fuerza pública en la zona de concentración, la cual establece que durante la agresión se utilizaron las siguientes armas, entre otras: 1 granada de fragmentación número 2, 6 granadas de metralla camufladas con gas, 8 granadas de 5 cartuchos, 11 cartuchos de gases lacrimógenos, 4 vainillas de fusil, 4 balas de gomas, 1 ojiva de fusil Galil, esquirlas de granada MGL y esquirlas de tipo desconocido.

Las comunidades movilizadas, pertenecientes al Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano, esperan que con los resultados obtenidos durante esta visita de verificación se inicie un proceso de investigación al estado colombiano por sus responsabilidad en el tratamiento militar dado a los manifestantes que participaron de la jornada, y se frene el hostigamiento a quienes fueron heridos en desarrollo de estos hechos. Además se espera que los procesos de judicialización en contra de los manifestantes sean clausurados por no haber razones reales para la apertura de los mismos, que el estado colombiano indemnice a las víctimas por el actuar criminal de su fuerza pública y que los medios de comunicación nacionales fieles a los intereses del estado rectifiquen las informaciones emitidas en las que señalaban de manera peligrosa a los manifestantes vinculándolos con las fuerzas subversivas colombianas. A su vez, los manifestantes expresaron que, pese al actuar del estado colombiano, continuaran trabajando para alcanzar las banderas de su justa lucha.

Al momento del cierre de este boletín informativo, se continúa a la espera de la evolución del estado de salud de uno de los manifestantes que resultó gravemente herido en la arremetida de la fuerza pública, el día 11 de octubre de 2007, y quien debió someterse a una delicada operación médica de alto riesgo, su pronóstico es reservado.

Seguiremos informando para ustedes.