Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

La Marcha Patriótica y la Cumbre de las Américas
Dos escenarios que responden a los intereses de la mayoría del pueblo colombiano y a la minoría de la élite colombiana y el imperialismo
Sammy Andrea Sánchez / Lunes 30 de abril de 2012
 

En los últimos días hemos escuchado con frecuencia sobre el gran escandalo protagonizado por los agentes del servicio secreto del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, con las trabajadores sexuales de Cartagena.
Los medios de comunicación masivos han reproducido una y otra vez esta noticia hasta la saciedad sin comunicarle a la mayoría del pueblo colombiano y latinoamericano que fue realmente lo que pasó en esta pomposa reunión pagada con el erario publico, la cual también costeo la estadía a empresarios, capital privado y los lujos y la seguridad para el presidente de los EEUU y toda su comitiva.

Pareciera que la cumbre quedo reducida a eso, al escandalo sexual de unos agentes, no se cuestionó por parte de los medios de comunicación si el debate estuvo dirigido a los millones de pobres en Latinoamérica y en particular de Colombia, los desplazados, los damnificados por el invierno, el conflicto armado, o los problemas que recogen el clamor regional que estaban previstos en la agenda de los países del ALBA como el tema de las Malvinas y el bloqueo a Cuba.

Por el contrario una y otra vez se encuentra información de la Vl cumbre de las Américas, únicamente unicamente relacionada con el asunto sobre las trabajadoras sexuales y los agentes secretos, sin denunciar esta situación que tiene cara de mujeres y niñas pobres que tienen que acudir al turismo sexual para poder sobrevivir o llevar el alimento a sus familias, será este tema una cuestión de distracción sobre el tema real de la cumbre de las Américas.

Por otro lado y como dos espacios diferentes, pero que responden a diferentes intereses de clase, se realizó el lanzamiento por estos días del movimiento político y social Marcha Patriótica, que acoge gran parte de los movimientos sociales. No se hizo esperar el “manto de dudas” infundadas por la oligarquía, los grandes medios de comunicación y uno que otro personaje oscuro como José Obdulio Gaviria o el abogado Jaime Restrepo, que afirmaron tener fuentes de alta confiabilidad que dijeron que la Marcha era de promovida y financiada por las FARC, mi pregunta es como es que una persona que no hace parte del aparato ni de la inteligencia militar tiene acceso a informes del ejercito?.

Bueno, ya sabrán ellos como consiguen la información. Pero también ha sido víctima la Marcha Patriótica de los señalamiento del gobierno, como los del presidente Juan Manuel Santos, que ha salido a decir sorbe la Marcha que "no puede haber ambigüedades o estamos en la legalidad o en la ilegalidad.
Debemos cerrar ese tristísimo capítulo de la historia de Colombia que ha sido la combinación de la política con las armas", será que la legitimidad y la legalidad se constituye a partir de la simple inscripción de un partido político al Consejo Nacional Electoral o peor aun, cuando algunos de los partidos políticos legalmente constituidos tienen detrás toda una historia de corrupción, clientelismo, terror, masacres, despojo. Partidos que han sido auspiciados por el narcoparamiltiarismo, cuando muchos de esos cuestionados congresistas que han obtenido una curul en el congreso de la republica hoy están siendo investigados o tras las rejas por sus nexos con bandas paramilitares, será ese el tipo de legitimidad que requiere este movimiento según el gobierno?.

Lo que más ha incomodado a las élites fue la capacidad de convocatoria que tuvo la Marcha Patriótica, personas de todos los rincones del país y diferentes sectores de la sociedad colombiana, campesinos, obreras, trabajadoras sexuales, recicladores, tercera edad, LGBTI, estudiantes, intelectuales, académicos, artistas, sindicalistas, personas de otros países, dignos representantes de la solidaridad entre los pueblos, que cansados de este conflicto que no solamente se reduce al armado sino al conflicto que impera en todo el país, la pobreza, la corrupción, la mala calidad de la educación, de la salud, la reforma agraria. Todos ellos se congregaron en el Consejo Patriótico Nacional y en la Marcha Patriótica, para elevar propuestas claras de solución, propuestas desde la base, propuestas que van desde la solución política del conflicto armado, que como lo diría una participante del Consejo Patriótico, tal vez ese es el punto en común que tenemos con las FARC, una solución negociada del conflicto armado y la guerra en el país.

Contrario a las afirmaciones del gobierno, el ejército, la ultraderecha, la Marcha Patriótica se constituyó como un escenario en que todos y todas los excluidos son escuchados y escuchadas para sentar sobre la mesa la situación real por la que atraviesa la mayoría de la población colombiana.

Como escenario político, la Marcha Patrióticaes e totalmente legítima, es apoyada por un gran número de colombianos, se ha construido con el clamor popular, con las iniciativas comunitarias y regionales y no con muerte y despojo como lo han hecho, otros espacios y partidos políticos.

Hago estas dos comparaciones porque mientras en este mismo mes se celebraron estos dos espacios que responden a diferentes intereses de clase, son escenarios en los que confluyen propuestas claras, unas que hacen parte de la permanencia y la reproducción del capitalismo como el TLC entre EEUU y Colombia, el cual tuvo gran repercusión mediática y en el que no hubo consenso, ligado al escándalo sexual de los agentes del servicio secreto.

El segundo escenario, corresponde al Marcha Patriotica, que ha estado en la efervescencia de los medios en los últimos días, solo para señalarla y estigmatizarla, no para mostrar al país y al mundo la propuestas de país, de paz y de solución a la problemática social que hace la Marcha Patriótica.