Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Campesinos denuncian bombardeos indiscriminados en el Meta
Los bombardeos indiscriminados se presentan sobre varias veredas de los municipios de El Castillo, Lejanías y La Uribe
 

El Sindicato de Trabajadores Agrícolas Independientes del Meta – SINTRAGRIM, denuncia la grave situación de Derechos Humanos por la que atraviesan las comunidades de varios municipios del Meta, entre los que se encuentra, El Castillo, Lejanías y La Uribe, donde batallones, brigadas y comandos militares adscritos a la Cuarta División del Ejército Nacional, adelantan bombardeos y ametrallamientos indiscriminados tanto terrestres como aéreos, los que en su mayoría no tienen objetivo militar alguno, según versión de las mismas comunidades que habitan y trabajan en la región del Alto Ariari y Río Duda, en todo el pie de monte llanero.

HECHOS:

En los municipios de Lejanías y el Castillo se ha mantenido un constante ametrallamiento y bombardeo contra toda la región del Alto Ariari varias veces hiriendo personas, dañando casas, cultivos, medio ambiente y especialmente generado terror e incertidumbre en toda la región mediante el accionar de los aviones que emiten sonidos aterradores, los estallidos de las bombas y en traqueteo de las ametralladoras en horas diurnas y a cualquier hora de la noche, sin tener en cuenta la presencia de niños, ancianos y mujeres embarazadas y comunidad que nada tienen que ver con la guerra que se desarrolla en la región. Como efectos de estas acciones tenemos personas que fueron heridas por esquirlas de las bombas que cayeron en las casas de los campesinos en la vereda de Agua Linda, según denuncia emitida por SINTRAGRIM anteriormente, esto sin mencionar las anteriores denuncias donde se relaciona hechos contra personas civiles, daños a viviendas y cultivos de pan coger, sin que hasta el momento se haya reparado o indemnizado a las víctimas.

El día 18 de Septiembre de 2012 a las 5:40 p. m, se efectuó un nuevo bombardeo por parte del ejército nacional acantonado en la vereda de Lucitanía, desde la que fue lanzadas varias bombas hacia distintos lugares de las veredas. Una de las bombas hizo impacto a 35 metros de la vivienda del presidente de la Junta de acción Comunal de la vereda de La Esmeralda, afectando la vivienda y físicamente la salud de unos de sus hijos menores de 12 años de edad y el que se encuentra con fuerte dolor de estomago, fiebre, dolor de cabeza y no quiere recibir alimentos. Este menor no se ha podido llevar al médico por falta de recursos para el traslado al centro de salud del lugar y el que caminando queda a 8 horas de distancia más o menos.

En el Municipio de Uribe, Inspección de la Julia se realizo un encuentro de comunidades los días 24, 25 y 26 de Agosto de 2012 en el que se evidenció la crisis humanitaria que allí vive la población civil en medio de trincheras y fortines construidos por la fuerza pública para la guerra. Ubicados dentro del poblado por donde circula a diario la comunidad, pero muy especialmente por donde caminan menores de edad hacia la escuela local, colegio, jardines Infantiles, la iglesia y viviendas civiles, como se podrá ver en fotos y videos obtenidos y dispuestos para la veeduría de las organizaciones de Derechos Humanos Nacional e Internacional. En ellos se podrá constatar el abuso de autoridad y la violación de los acuerdos y normas de los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario por parte de la Fuerza Pública, en este caso el Ejército y Policía Nacional.

Desde el día 18 de Septiembre hasta el día 20 de Septiembre de 2012, se ha estado lanzando de forma indiscriminada bombas desde el comando del ejército ubicado dentro del poblado La Julia, y las que caen en las veredas periféricas causando daños no solo a personas como ocurrió con una familia en esa misma inspección, sino también a cultivos y animales de los campesinos pobladores de la región, que por denunciar hechos que violan sus derechos son catalogados de milicianos o auxiliadores de la guerrilla por parte de la fuerza pública y más cuando son líderes comunitarios o defensores de Derechos Humanos.

EXIGIMOS AL GOBIERNO NACIONAL:

a. Tomar las medidas necesarias en aras de garantizar y proteger los derechos fundamentales de las comunidades campesinas de la región.

b. Que se respete y garantice los derechos de los niños y jóvenes de la región teniendo en cuenta que no son parte del conflicto y tampoco se deben colocar en medio del conflicto.

c. Que cese los bombardeos, ametrallamientos indiscriminados por parte de la Fuerza Pública, contra los territorios de esta región que se encuentran campesinos inermes e indefensos

d. Que el Ejército Nacional, debe ser garante de los derechos humanos, respetar los tratados internacionales del Derecho Internacional Humanitario (DIH), en la protección de la población civil.

e. Que los entes de control como (Defensoría del Pueblo, Personería, Procuraduría) en cumplimiento de sus funciones investiguen los desmanes de la fuerza pública con los ametrallamientos y bombardeos que se han realizado en esta zona.

SOLICITAMOS A LA COMUNIDAD NACIONAL E INTERNACIONAL:

Se continúe con el seguimiento y monitoreo permanente frente a la grave situación de derechos humanos por la que atraviesan estas comunidades de la región del Alto Ariari.

JUNTA DIRECTIVA DEPARTAMENTAL

S I N T R A G R I M