Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Las FARC dicen que Uribe es el único que le “pone palos en las ruedas” al proceso de paz
Los insurgentes se preparan para entablar las negociaciones con el Ejecutivo colombiano que deben arrancar el 17 de octubre en Oslo
Actualidad RT / Martes 9 de octubre de 2012
 

El expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, es la única persona que entorpece el diálogo entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno de Juan Manuel Santos, según Ricardo Téllez, conocido como ’el canciller’ de las FARC. "El diálogo lo apoyan EE.UU., la Unión Europea, el Vaticano, muchos países, personalidades del movimiento asociativo en Colombia... El único que intenta poner palos en las ruedas es un pequeño movimiento de extrema derecha liderado por el expresidente Álvaro Uribe", dijo Téllez a ’La Tribune de Genève’.

A pesar de las múltiples declaraciones de las autoridades colombianas sobre una "derrota de facto" de los guerrilleros en el país, el movimiento conserva su capacidad militar, la dirección centralizada y el apoyo de una parte de la población en las zonas rurales y urbanas. "Hace diez años que el gobierno lleva a cabo una guerra masiva contra las FARC. Sin embargo, a pesar de sus importantes apoyos, a pesar de su tecnología, el Ejército no ha logrado derrotarnos. Seguimos estando presentes en todo el territorio colombiano".

Si los militares pudieran vencernos, las autoridades no vendrían a la mesa de negociación", afirmó Téllez, cuyo verdadero nombre es Rodrigo Granda. Ante este panorama, el gobierno de Juán Manuél Santos decidió empezar un diálogo pacífico con las FARC. A finales de agosto el Gobierno y las FARC firmaron un acuerdo "para la terminación del conflicto", cuyo objetivo es reiniciar el proceso de paz. En la actualidad, los insurgentes se preparan para las negociaciones con el Ejecutivo colombiano, que deben arrancar el 17 de octubre en Oslo.

Las deliberaciones continuarán después en La Habana. Para Téllez, el objetivo de ese diálogo es "acallar las armas, pero también y, sobre todo, refundar nuestro país, que es el cuarto más desigual del mundo". El ex presidene colombiano, Álvaro Uribe insiste a su vez en tachar de error la voluntad del Gobierno de Santos de negociar con un grupo "terrorista" como las FARC que, según él, “continúan cometiendo asesinatos, secuestros y actividades de narcotráfico”. "A esos asesinos ahora se los convierte en figuras políticas" y éstos reanuden actividades en los medios "como que se tratara de las estrellas de rock o de líderes de la política", declaró Uribe a principios de este mes. "Con la paz todos estamos de acuerdo pero con la impunidad, no todos", aseveró.