Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Herido mortalmente campesino durante ametrallamientos indiscriminados del ejército en San José de Apartadó
Asociación Campesina de San José de Apartadó / Viernes 12 de octubre de 2012
 

El 4 octubre del año 2012 se se presentaron disparos que se prolongaron desde la 7 p.m. hasta las 8 p.m. aproximadamente, desde la base militar ubicada el casco poblado de San José de Apartadó, los habitantes de esta zona fueron testigos de la forma indiscriminada en que el ejército ametrallaba lugares en donde solo había población civil, en los hechos desafortunadamente es herido de muerte un campesino y trabajador del corregimiento.

El campesino estaba descansando luego de una jornada laboral en una obra del corregimiento. Al momento de que iniciasen los disparos las hijas del campesino se encontraban jugando alrededor de la casa, él trata de buscarlas para brindarles la protección pero es alcanzado por un proyectil en el vientre. En medio de la zozobra, el miedo y las balas, los habitantes, con la solidaridad que los caracteriza, inician una búsqueda del herido valiéndose de prendas y trapos blancos como forma de expresar que son población civil con fines humanitarios. Desplazan al herido hasta San Josecito. Gracias a las acciones emprendidas por esta comisión, por los líderes y por la algunos miembros de la Comunidad de Paz es transportado hacia Apartadó donde recibe la atención necesaria para salvarle la vida; sin embargo en el hospital y por los medios de comunicación circula la falsa información de que se trataba de un guerrillero herido en combate, cosa muy contraria a los hechos y a lo que aseguran los habitantes, conocidos y familiares.

La víctima de esta vil acción se debate entre la vida y la muerte. Es muy preocupante la situación, las evidencias que pudo constatar la Cruz Roja y la Defensorìa del Pueblo constatan que sin duda dispararon contra las residencias de los habitantes y la población civil, es evidente la forma indiscriminada del ametrallamiento.

El día 5 de octubre en horas de la mañana miembros de la fuerza pública en compañía del Sargento Rico abordaron a algunos y campesinos y comerciantes de la zona argumentando que un trabajo comunitario cercano al batallón y que fue realizado en horas de la mañana del mismo día del combate tenía como fines labores de inteligencia a favor de la insurgencia para favorecer acciones supuestamente contra la fuerza pública; la comunidad insiste en que no es de ahora que ese tipo de señalamientos van en contra de las funciones de la fuerza pública y de los derechos humanos y aclaran que el trabajo comunitario hacía parte de un acuerdo con la alcaldía, la secretaría de educación y la comunidad para despejar un terreno cercano al batallón en donde será construido un Colegio y la participación se reducía específicamente a facilitar el terreno para el trabajo topográfico de los ingenieros constructores.

Se denuncia además que población civil es puesta como escudo humano por parte de la fuerza pública, pues el batallón está ubicado a escasos metros de casco poblado del corregimiento de San José de Apartadó, violando todo tipo de normas de los Derechos Humanos, del Derecho Internacional Humanitario. La población ha manifestado y rechazado la cercanía del batallón pero aún no han sido escuchados por el estado, hoy los hechos le la dan la razón a los habitantes.