Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Población del nordeste antioqueño en constante riesgo de muerte
Cahucopana / Domingo 4 de noviembre de 2012
 

El control territorial y los intereses económicos que enfrentan a los grupos paramilitares entre los que se encuentran los Rastrojos, los Urabeños y el nuevo grupo denominado “Héroes de Seguridad del Nordeste” llevo a que el gobierno nacional en los municipios de Remedios y Segovia implementara políticas de seguridad con el aumento de pie de fuerza y el avance de las operaciones en toda la región del Nordeste Antioqueño, lo que deja inmersa a la población civil en medio de este conflicto.

En esta medida y con la ejecución del Plan Troya, el cual se puso en marcha el 14 de octubre con la presencia de 386 miembros de la policía y órganos de la fiscalía, se adelantan acciones con las que se pretende acabar con la “minería ilegal” y el narcotráfico en la zona, de este modo como ya se ha denunciado por parte de las organizaciones campesinas de la región, se perseguirá y judicializará a todo aquel que no tenga título minero o licencia de explotación, afectando así a la pequeña minería o minería artesanal y dando vía libre a las trasnacionales, además de generarle a la población campesina un inminente riesgo y vulnerabilidad en materia de derechos humanos.

La confrontación por causa de la producción y comercialización de los recursos auríferos agudizan la violencia y la violación de derechos humanos, es tal la magnitud que la personería municipal de Segovia da cuenta del incremento del 200% de homicidios y se estima que desde enero hasta el 16 de octubre de 2012 se registraron 143 asesinatos. El índice no es nada alentador para el municipio de Remedios, que en lo recorrido del año y según cifras de la personería se elevan las cifras a 114 homicidios y más de 250 casos de desplazamiento.

Los hechos que no presentan las autoridades ni los medios de comunicación muestran la gravedad del asunto. Las últimas semanas han circulado panfletos y amenazas que advierten las consecuencias si se encuentran habitantes en la calle después de la 10 de la noche y si se percatan de la presencia de personas extrañas “serán dados de baja”; las pintas en buses con sigas HSN haciendo alusión al grupo paramilitar “Héroes del Nordeste”, masacres, asesinatos selectivos, atentados, enfrentamientos y desapariciones forzadas forman parte de la constante violación a los derechos humanos en esta parte de la región del Nordeste Antioqueño.

A pesar de que el Sistema de Alertas Tempranas de la Defensoría del Pueblo en el informe de riesgo N° 002-12A.I. emitido el 3 de abril de 2012 referido a los municipios de Zaragoza, Remedios y Segovia, hace énfasis en la necesidad de adoptar medidas para superar la crisis humanitaria que afecta estos municipios y declara a las comunidades que habitan allí, en alto riesgo, pese a esto no se han tomado en cuenta dichas medidas y por el contrario se evidencia la agudización del conflicto por un lado y de otro el abandono estatal.

CAHUCOPANA como organización defensora y promotora de derechos humanos, ha intentado impulsar una serie de escenarios de concertación con la Gobernación de Antioquia y demás entidades del orden departamental y municipal, en la búsqueda de respuestas efectivas a esta situación. Así mismo, se ha establecido comunicación directa con el Ministerio del Interior, en la urgencia de construir de forma concertada con las comunidades afectadas, rutas de atención y mitigación del riesgo en el que se encuentran las comunidades rurales y urbanas de los tres municipios. Sin embargo, a la fecha no ha sido posible concretar ninguno de los acuerdos realizados, ni de las propuestas planteadas por parte de las comunidades.

Ante este escenario, las comunidades campesinas organizadas en CAHUCOPANA exigimos de las autoridades gubernamentales en sus distintos niveles, respuestas efectivas, superando la visión simplista de que la militarización del territorio constituye la alternativa a nuestra realidad.