Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

La Zona de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra presentó su Plan de Desarrollo Sostenible
Cerca de dos mil campesinos de los cuatro municipios (Remedios, Yondó, Cantagallo y San Pablo), que conforman la Zona de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra se movilizaron para presentar proyectos
Vanguardia Liberal / Jueves 13 de diciembre de 2012
 

Los campesinos ubicados en la Zona de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra solicitan inversión del Estado y ampliación del sector con sustracción de zonas de reserva forestal.

Buscando el apoyo y acompañamiento institucional las organizaciones campesinas que lideran los procesos de reactivación de las Zonas de Reserva Campesina del Valle del Río Cimitarra y del sur de Bolívar, en Bolívar y Antioquia, convocaron a un gran encuentro para expondrán los planes de desarrollo sostenible a partir de los cuales sustentan sus proyectos de vida.

Los casi 25 mil campesinos que cohabitan en la zona que se concentra en los municipios de Remedios y Yondó (Antioquia), Cantagallo y San Pablo, sur de Bolívar, piden por inversión social del Estado y la sustracción de más de 300 mil hectáreas de zona de reserva forestal para ser incluidas como de reserva campesina.

Vale la pena recordar que tales zonas de reserva forestal hoy están protegidas por la Ley Segunda de 1959, quedando 188 mil hectáreas de zona de reserva campesina.

Y las aspiraciones de los campesinos que ayer se concentraron en la Casa de la Cultura de Yondó para presentar el plan de desarrollo sostenible ante los alcaldes y representantes municipales de los cuatro municipios, el Incoder, las gobernaciones de Bolívar y Antioquia, fueron destacadas por Miguel Ángel González Huepa, secretario de la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra, quien recordó el éxodo que protagonizaron en 1998 los agricultores de la zona.

“Este trabajado se adelanta por el Incoder y por las comunidades desde el éxodo de 1998. Este año se hizo un éxodo campesino en Barrancabermeja con más de 15 mil personas, donde duramos tres meses exigiendo derechos al Gobierno, y el objetivo fue trabajar por una zona de reserva campesina. En 1996 se habían hecho unos acuerdos y la totalidad no fueron cumplidos.

Al ver que los municipios no hicieron lo pertinente que es la inversión social en salud, educación, vías, vivienda y créditos para el trabajo del agro, se hizo el éxodo. Estos campesinos venían del nordeste antiqueño, medio Cimitarra y sur de Bolívar”, relató González Huepa.

Sustracción de las hectáreas

El Incoder explicó el proceso de sustracción de las más de 300 mil hectáreas que serían sustraídas para ser incluidas como zona de reserva campesina en la zona. “Cuando hagamos la sustracción de reserva forestal de ley segunda la idea es que automáticamente queden constituidas como zonas de reservas campesinas, esa es la gran ventaja de esta zona, que en la primera delimitación que se hizo de la zona quedó que una vez se hiciera la sustracción de esa zona de ampliación de reserva campesina quedara como zona de reserva, eso es una seguridad de que los campesinos que están en la zona quedarán y se les podrá formalizar su propiedad”, afirmó la gerente general del Incoder, Miriam Villegas.

¿Que son las Zonas de Reserva Campesina?

Las Zonas de Reserva Campesina (ZRC), reguladas por la Ley 160 de 1994 y reglamentadas por el decreto 1777 y el acuerdo 024 de 1996, son áreas geográficas que tienen en cuenta las características ambientales, agroecológicas y socioeconómicas regionales para el ordenamiento territorial, social y cultural de la propiedad, buscan la estabilización y consolidación de la economía campesina. Son delimitadas y constituidas por el consejo directivo del Incoder.

Plan de Desarrollo Sostenible

En el acto las partes previeron establecer un acta de compromiso que al cierre de esta edición esperaban firmar.

La gerente general del Incoder, Miriam Villegas, advirtió que se espera el financiamiento de los proyectos a través de la cooperación internacional y gubernamental.

“Por lo pronto sabemos que hay dos proyectos priorizados de producción agroalimentaria, con huertas para producir seguridad alimentaria por un valor de $300 millones, que es lo que ya tenemos financiados para ese plan de desarrollo y de aquí en adelante con la cooperación internacional y con diferentes entidades que están interesadas en estos procesos campesinos y de seguridad alimentaria miraremos como logramos cofinanciar algunos otros procesos”, aseguró la Gerente General del Incoder.

Villegas señaló que el Incoder apoya el ajuste del plan de desarrollo sostenible con un profesional, que acompaña a la ACVC.

“Pusimos unos recursos para el fortalecimiento de la organización y del ajuste del plan de desarrollo sostenible. Con eso estamos entregando este plan a la comunidad para mirar de aquí en adelante como vamos a financiar”, agregó.