Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Pronunciamiento de Credhos
Los paramilitares pululan en Barrancabermeja: "El Estado debe garantizar la vida"
 

La Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos (Credhos) fue creada en 1987 como un instrumento de sensibilización y apertura de espacios sociales para el trabajo humanitario y para la defensa de los derechos humanos de los pobladores de Barrancabermeja y el Magdalena Medio.

La Corporación Regional para la Defensa de los Derechos Humanos-CREDHOS- denuncia ante la opinión pública local, regional, nacional e internacional que los paramilitares autodenominados “Rastrojos”, “Botalones”, “Urabeños”, “Gaitanistas”, “Águilas Negras”, entre otros actores armados que nunca se desmovilizaron y que aún operan en Barrancabermeja y el Magdalena Medio vienen siendo los autores de los hechos de desaparición forzada, secuestro, tortura y asesinatos de manera sistemática contra la población, considerados delitos de lesa humanidad, especialmente contra los jóvenes y moto taxistas de Barrancabermeja y la región.

Hechos que producen indignación y frustración por parte de los familiares de las víctimas y de la sociedad en general si se tiene en cuenta que toda vez que se conoce de la desaparición de una persona, sus familias acuden a las instituciones como la Fiscalía y la Policía para poner en conocimiento la situación y, en principio, no reciben apoyo de nadie porque según versiones de los afectados las autoridades responsables les dicen que deben esperar 72 horas o que no tienen garantías para llegar a un sitio o en el mejor de los casos, que no tienen los medios ni el personal para de inmediato iniciar las actividades de búsqueda; desconociendo los mecanismos y disposiciones tácitas de la Ley 589 de 2000 y 986 de 2005.

Con la captura del paramilitar, presuntamente integrante de ”Los Rastrojos”, que operan en el sitio conocido como Tenerife, jurisdicción del Corregimiento El Centro, Luis Gregorio Ramírez Maestre de 32 años de edad, luego de aceptar cargos por el homicidio del joven JHON JAIRO AMADOR DE LA ROSA, desaparecido, torturado y posteriormente asesinado el 20 de mayo de 2012, en inmediaciones de la Vereda Tenerife; precisamente donde durante este mismo año habían sido halladas otras cuatro (4) personas atadas y con señas de tortura, entre ellas, LUIS ENRIQUE MÉNDEZ, secuestrado, torturado y asesinado el 20 de septiembre de 2012.

Un hecho similar había ocurrido el 30 de junio de 2009, cuando desapareció de manera forzada el estudiante de once grado del Colegio Industrial, JAIME ANDRÉS HERNÁNDEZ RINCÓN, quien salió de su casa con una moto nueva de placas QOW84B a hacer carreras de moto taxi y no regresó nunca más pese a que algunas personas dijeron haberlo visto en la vía al corregimiento El Centro.

De acuerdo con diferentes versiones tanto de los familiares de las víctimas como de quienes conocen el lugar, este actuar criminal no es un hecho espontáneo de un psicópata como se pretende hacer ver para disminuir la tragedia de los familiares de las víctimas, es otro resultado de los mal llamados acuerdos de paz entre el pasado gobierno de Álvaro Uribe Vélez y las Autodefensas, cuyos miembros continúan operando en Barrancabermeja y ejerciendo el control social mediante la intimidación a la comunidad del nororiente de la ciudad.

Es el actuar de una organización armada con estructura y miembros al servicio del paramilitarismo que se hacen autodenominar: “Los Rastrojos”, pues no existe explicación alguna de estos hechos macabros y criminales en la Vereda Tenerife y sus alrededores, si esta zona de influencia está controlada por una base militar del Ejército Nacional, denominada “base del Centro” y una gran estación de la Policía Nacional bajo la dirección del Departamento de Policía del Magdalena Medio, entre otras fuerzas estatales.

Ante la captura de este sujeto al servicio de la nueva versión del paramilitarismo en el Magdalena Medio, es indispensable poner en evidencia la existencia de un conflicto social que desde el año 2003 vienen enfrentando los transportadores formales vs. moto taxistas y que nos obliga a preguntarnos a quién le interesa imponer terror, para eliminar prácticas que lesionan a las partes.

Esta situación se pueda agravar si se tiene en cuenta que las comunidades están expresando su inconformismo por el actuar delincuencial de estos grupos paramilitares que se mantienen alternando prácticas y alianzas soterradas con fuerzas oscuras para mantener el miedo y el terror entre los pobladores, ya que las amenazas anunciadas a los colectivos de habitantes de los diferentes sectores, persisten contra quienes se atrevan a denunciar o poner en conocimiento hechos de barbarie ante las autoridades o defensores de derechos humanos, tal y como se viene presentando en la Vereda Tenerife y el barrio Antonio Nariño de Barrancabermeja.

LLAMAMIENTOS

A la Fuerza Pública y autoridades judiciales para que cumpla con su deber constitucional de brindar garantías a la vida de las comunidades de Barrancabermeja y el magdalena Medio.

A los entes de investigaciones judiciales para que se introduzca en las investigaciones de los crímenes donde está involucrado Luis Gregorio Ramírez Maestre, el desmonte y captura de todos los miembros de la organización paramilitar “Los Rastrojos” y otros actores armados con quienes vienen haciendo alianzas para perpetrar la barbarie en nuestro territorio.

A la comunidad internacional para que denuncie esta violación a los derechos humanos y exija al gobierno de Colombia tomar medidas sobre estos hechos y brindar garantías a la población de Barrancabermeja.

A las comunidades para que luchemos contra el miedo y el terror que han impuesto estos grupos armados mediante sus formas múltiples de operación para someter a los pobladores de nuestro territorio.