Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

Fedegán no ha explicado cuál fue su participación en el despojo de tierras por parte de los paramilitares. En casos como el de Córdoba y Cesar, el 70 por ciento de las tierras que fueron despojadas por los paramilitares del Bloque Norte, están hoy en manos de ‘tenedores de buena fe’, muchos de ellos ganaderos
"Las Zonas de Reserva Campesina son los cartuchos rurales": José Félix Lafaurie, presidente de Fedegán
Agencia Prensa Rural / Viernes 28 de diciembre de 2012
 

José Félix Lafaurie se fue lanza en ristre hoy contra las Zonas de Reserva Campesina a través de su cuenta de twitter ‏@jflafaurie. El presidente del gremio de los ganaderos mostró hoy su rostro más anticampesino y un sentimiento de frustración grande frente al proceso de paz, el primer punto de la agenda, el foro "Política de Desarrollo Agrario Integral" y en particular frente a las Zonas de Reserva Campesina.

Los trinos rabiosos de Lafaurie

Mininterior debería tener una visión mas rigurosa de lo que significa un campo atropellado por todos los generadores de violencia.

Si la inequidad esta en lo rural con el 7% del PIB, como será en otros sectores modernos, urbanos y concentradores de la verdadera riqueza!

Mientras el país urbano mira con distancia el proceso de paz porque no estan sus intereses en el sartén, el campo vuelve a pagar sus costos

Impedir el libre comercio de un predio en una zona de reserva campesina es condenarlo a estar fuera de una robusta economía de mercado.

El campesino no necesita Zonas de reservas. Lo que requieres es asistencia técnica y crédito. Se podrá democratizar el crédito rural?

Las Zonas de reservas campesinas son los cartuchos rurales.Se imaginan una zona exclusiva de adoctrinamiento político cerca de usted?

Y porque tanta insistencia en Zonas de Reservas Campesinas? Poco han evolucionado desde las viejas ligas agrarias del P comunista de los 30s

Quedan muchas preguntas sueltas del foro: quienes son las 500 organizaciones que participaron? Quien pago su movilización?

Mientras el país espera conocer las conclusiones del famoso foro, ya cuba conoces las propuestas!Lo rural se negocia con quien lo destruyó

Estará el gobierno negociando de espaldas al país el desarrollo rural? Nadie conoce lo que salió del Foro y ya dan por seguro un acuerdo!ojo

Para afirmar que en Semana Santa esta convenido un tema difícil como de acceso y uso de la tierra significa que esta cocinandó el acuerdo?

Como puede saber el Mininterior que en Semana Santa se evacua el tema Agrario? Semana de pasión le viene al sector rural!

¿Quién es José Félix Lafaurie?

José Felix Lafaurie es el actual presidente de Fedegan, la Federación Nacional de Ganaderos. Lafaurie nació en Santa Marta, estudió ingeniería civil e hizo una maestría en economía en la Universidad Javeriana. Tiene una larga carrera en la que ha alternado los sectores público y privado.

Empezó su carrera política muy joven, cuando a los 22 años fue elegido diputado en el Cesar. Después fue gerente departamental de Seguro Social a principios de la década de 1980, presidente de la Cámara de Comercio de Valledupar y Director de la Car del Cesar, Corpocesar. Todo esto como joven conservador.

Al tiempo, desarrolló sus negocios como poderoso algodonero y empresario inmobiliario. Precisamente como algodonero fue uno de los empresarios que fomentaron la creación de Corpocesar, que vio la luz en 1983.

En 1991 fue uno de los conservadores que llamo Álvaro Gómez Hurtado para ayudarle a reforzar políticamente el Movimiento de Salvación Nacional, la disidencia conservadora que dirigía Gómez, para las elecciones legislativas de ese año. Lafaurie fue coordinador político del MSN hasta que fue nombrado viceministro de Agricultura de María del Rosario Sintes. Tras pocos meses en el cargo renunció.

Luego fue presidente de la revista "Síntesis Económica", fundada por Álvaro y Enrique Gómez Hurtado en 1975. En 1992 Lafaurie, María del Rosario Sintes, Juan Manuel Ospina y otros inversionistas compraron el 60 por ciento de la revivista.

En 1993 formó parte del equipo que acompaño al ex ministro alvarista Rodrigo Marín Bernal en su aspiración presidencial, y en 1994 sonó, como cuota de Marín, para el gabinete del presidente electo Ernesto Samper.

En 1998 entró a formar parte de la campaña de Noemí Sanín. Después de las elecciones, el contralor Carlos Ossa lo nombró como su vicecontralor, cargo que mantuvo hasta el 2001, cuando se terminó el período de Ossa. A finales de ese año su hermana Luis Fernanda fue nombrada Ministra de Minas por el presidente Andrés Pastrana, lo que motivó dudas sobre una posible inhabilidad de alguno de los hermanos, pero finalmente los dos se quedaron en sus cargos.

En 2002, al empezar el gobierno de Álvaro Uribe, Lafaurie fue nombrado Superintendente de Notariado y Registro, después de haber sonado como posible Superintendente de Sociedades. En la Superintendencia estuvo dos años, hasta que se fue en 2004 a ser presidente de Fedegán.

En 2004 salió de la Superintendencia después de que la Procuraduría lo sancionó por tráfico de influencias. Lafaurie demandó esta decisión ante el Consejo de Estado, que respaldó la decisión de la Procuraduría. Luego Lafaurie tuteló la decisión del Consejo ante la Corte Constitucional, que el pasado 12 de octubre se resolvió: la Corte respaldó la decisión del Consejo.

Además de este escándalo, José Felix Lafaurie también fue mencionado por Yidis Medina entre los funcionarios del gobierno que buscaron convencerla de cambiar su voto a favor de la reelección. Sin embargo, el Procurador Alejandro Ordoñez en marzo del 2009 absolvió a Lafaurie y a otro grupo de funcionarios entre los cuales estaban el ex Ministro del Interior Sabas Pretelt y al Ministro de Protección Social Diego Palacio.

Lafaurie es un fiel seguidor de Álvaro Uribe, aunque ha militado en el Partido Conservador. Desde Fedegán celebró cuando la Corte Constitucional permitió la reelección de Uribe en 2006, y también apoyó su reelección en el 2010. Ya que la Corte no permitió que el expresidente se volviera a lanzar, Lafaurie pasó a trabajar en el comité de Seguridad y Defensa en la campaña presidencial de Andrés Felipe Arias.

El ex ministro de Agricultura terminó perdiendo la consulta conservadora frente a Noemí Sanín, y luego fue destituido e inhabilitado por el caso de Agro Ingreso Seguro. Lafaurie fue llamado en junio de 2011 por la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía, que lo citó para para que diera explicaciones sobre unas reuniones en su casa con el ex ministro en las cuales se hablaron de los subsidios de AIS. Lafaurie negó que hubiera sostenido reuniones de este tipo con Arias.

Como presidente de Fedegan también se ha visto envuelto en acusaciones por supuestos vínculos de ganaderos con paramilitares, como la de la Corporación Nuevo Arco Iris, que acusó a los ganaderos de ser los principales promotores de violencia en el país. Lafaurie ha negado estas acusaciones y, con la reciente captura del ex embajador en Perú y ex presidente de Fedegán, Jorge Visbal Martelo, salió en defensa de su antecesor diciendo que Visbal sí sostuvo encuentros con paramilitares pero únicamente en calidad de negociador de paz. Sin embargo, y como lo contó La Silla Vacía, en 2006 Lafaurie declaró que el gremio sí financió a paramilitares como mecanismo de autodefensa frente a la guerrilla.

En su actual cargo también se ha ganado la confianza y los elgios de muchos ganaderos. En su última reelección como presidente del gremio, en 2010, la decisión de ratificarlo en el cargo fue unánime. Entre sus logros están la puesta en marcha de un sistema de identificación de reses, llamado Sinigán, un porgrama de genética, otro de mecanización y otro de alimentación.

Lafaurie y el proceso de paz

Las cinco deudas de Fedegán

Por: Dora Montero Carvajal

Si la justicia comprueba que Jorge Visbal Martelo tuvo relaciones con los paramilitares, a la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), que durante cinco años representó, le quedarían muchas cosas por explicar.

A Visbal, ex presidente del gremio de los ganaderos, ex senador por el partido de la U, y embajador en Perú hasta cuando renunció tras conocer su orden de captura, lo está investigando un fiscal delegado ante la Corte Suprema por sus presuntos vínculos con los paramilitares del Frente José Pablo Díaz del Bloque Norte de las Auc.

Jorge Visbal fue presidente de Fedegán, entre 1998 y 2004 y al salir ocupó la curul de Luis Guillermo Vélez, en el Senado. Después fue nombrado Embajador de Colombia en Canadá entre 2004 y 2006. El 13 de mayo de 2009 la Corte suprema de Justicia le abrió indagación preliminar y el 26 de mayo de 2009 renunció a su fuero como congresista. Ya con esa investigación abierta, fue nombrado embajador en Perú por el presidente Juan Manuel Santos.

Durante cinco años, Visbal representó a los ganaderos en Fedegán y durante esa época la violencia paramilitar tuvo uno de sus mayores picos. Hasta hoy el gremio ha guardado silencio y éstas son cinco de las cosas que le queda por responder. La Silla Vacía intentó comunicarse en varias ocasiones con el presidente de Fedegán, pero no obtuvo respuesta. Por eso nos remitimos al comunicado de prensa que fue enviado ayer.

Una respuesta para las víctimas. Entre 1998 y 2004, cuando Jorge Visbal era representante legal y presidente de Fedegán en la región donde tenía mayor influencia –Córdoba y Sucre- y en todo el país, los paramilitares tuvieron su mayor crecimiento. Entre 1996 y 2005, se dio en el país el peor momento de la oleada paramilitar.

Sin embargo, el gremio ganadero no condenó esa situación. Hubo omisión total en el rechazo a las acciones paramilitares y nunca hubo un acto de solidaridad con las víctimas de los desplazamientos y masacres de los paramilitares en las zonas ganaderas, especialmente en Córdoba, Sucre, Cesar, Meta y Casanare.

Al contrario, ganaderos de estas regiones los financiaron y buscaron acercamientos con ellos, que se declaraban víctimas de la guerrilla. El mismo José Félix Lafourie, actual presidente de Fedegán, admitió públicamente cuando hizo uno de sus primeros discursos en 2006, que los ganaderos financiaron a grupos paramilitares, como un mecanismo de autodefensa ante las extorsiones de la guerrilla. “El gremio tiene la valentía de asumir la responsabilidad de que en el pasado financió el movimiento paramilitar del país”, dijo en unas declaraciones a RCN el 19 de noviembre de 2006. Esa misma tesis la había expuesto días antes en una reunión de los ganaderos en Cartagena.

Hoy su discurso ha cambiado, y tras conocerse la medida de aseguramiento contra su antecesor, Jorge Visbal Martelo, Lafourie defendió las actuaciones de los ganaderos y del mismo Visbal de quien aseguró que “está pagando los costos de su labor corajuda en favor de la ganadería y del sector rural. Cuando nadie se atrevía a calificar de asesina y terrorista a la guerrilla, él lo hizo; y cuando se creció el monstruo del paramilitarismo y el Gobierno empezó a buscar caminos de reinserción, él se ofreció como miembro de la Comisión Nacional de Paz. No podemos olvidar que la ganadería era el sector más afectado por esas dos fuentes de violencia”.

Por eso es que queda pendiente saber cuál será la contribución de los ganaderos agremiados en Fedegán en el proceso de verdad y reparación que estableció la Ley de Víctimas.

La verdad. Tras la orden de captura, Fedegán defendió las actuaciones de Visbal durante la época de mayor arremetida paramilitar. Sin embargo, en este caso, como en los de los ganaderos que están siendo investigados o han sido condenados, no ha dicho nada sobre su posible responsabilidad. No ha dado una respuesta por las múltiples acusaciones contra miembros de su gremio por sus relaciones con los paramilitares.

En su confesión ‘Mancuso’ ha dicho que sus reuniones con Visbal fueron varias, que eran de la misma región, ambos dueños de fincas, amigos. Ellos y sus familias habían sido víctimas del asedio de la guerrilla. Lo que complica a Visbal en la declaración de ‘Mancuso’, es que el paramilitar dijo que en la reunión no sólo se hablaba de acercamientos y negociación sino que específicamente Visbal hacía referencia a frentes de la guerrilla que estaban atacando a los ganaderos y pedía la intervención de los paramilitares.

El nombre de Visbal también apareció en los chat decodificados del computador de la mano derecha de Jorge 40, alias Don Antonio, a quien le atendió una llamada enviada por “El Viejo”, como supuestamente le decía a ‘Jorge 40’. Es una conversación del 13 de octubre de 2005, cuando Visbal era embajador en Canadá. La llamada muestra una relación cercana de Visbal con los paramilitares.

La revista Semana reveló también grabaciones de conversaciones e interceptaciones de correos electrónicos, como una llamada de Edward Cobos, alias Diego Vecino, para coordinar una reunión con el entonces embajador de Colombia en Canadá, Jorge Visbal.

Y el ex jefe de sistemas del DAS, Rafael García ya había hablado de él, cuando dijo que Visbal era la persona que llevaba y traía las razones a las autodefensas, como en el caso del nombramiento de una persona (Rómulo Betancourt) como director del DAS para una ciudad de la Costa. Visbal tendrá que explicarle a la justicia cuál fue su participación en este punto.

De probarse que estas acusaciones son ciertas, le daría la razón a investigadores como la Corporación Arco Iris, sobre que la cercanía de Visbal con los paras era anterior a su nombramiento como Presidente de Fedegán. Incluso, uno de esos investigadores aseguró a La Silla Vacía, que a Visbal lo nombraron en Fedegán como ficha de los paramilitares, como en su momento también habrían hecho con Jorge Noguera en el DAS.

La responsabilidad política. Durante su gestión como Presidente de Fedegán, Jorge Visbal era el responsable de defender ante el Congreso los proyectos que interesaban a los ganaderos del país. Y el gremio apoyó de manera unánime varios proyectos que pasaron fácilmente en el Congreso que en ese momento tenía una bancada apoyada por los paramilitares (según Mancuso el 35 por ciento del Congreso fue elegido por los paras).

Entre estos proyectos están el Estatuto de Desarrollo Rural y la Ley de Saneamiento Territorial, en cuya formulación participó activamente el gremio ganadero. El primero de estos proyectos defendía que las personas que fueron tenedoras de tierras pudieran iniciar más fácilmente los procesos de pertenencia y legalizar los inmuebles abandonados. Con esto, era muy fácil que las tierras y los inmuebles que los desplazados de la violencia habían tenido que abandonar pasaran a otras manos.

Con esta excusa en la Ley, para los investigadores, aparentemente se planeaba lograr las escrituras de muchas tierras de víctimas que hoy podrían estar en manos diferentes a las de las víctimas.

Aunque estas leyes se cayeron después en la Corte Constitucional, el daño se hizo y mientras los agricultores de muchas zonas del país fueron ignorados por el Gobierno, los ganaderos tuvieron su cuarto de hora

El despojo. Fedegán no ha explicado cuál fue su participación en el despojo de tierras por parte de los paramilitares. En casos como el de Córdoba y Cesar, el 70 por ciento de las tierras que fueron despojadas por los paramilitares del Bloque Norte, están hoy en manos de ‘tenedores de buena fe’, muchos de ellos ganaderos, según las investigaciones de la Corporación Arco Iris.

Uno de los casos en los que Fedegán se habría hecho el “de la vista gorda” con lo que pasaba en torno a las tierras es el caso de los Fondos Ganaderos, porque aunque la Federación no está oficialmente en las juntas directivas de ninguno de ellos y los fondos son empresas de economía mixta, había una injerencia directa de Fedegán que era el máximo gremio ganadero. "Es imposible pensar que quien dirigía el gremio ganadero y todos los poderosos de la región que tenían tierras en las regiones donde operaron esos fondos ganaderos no daban órdenes ahí. No podemos olvidar que al Bloque Norte le decían "la empresa"", dijo a La Silla Vacía una fuente cercana a la investigación.

. El caso más sonado es el del Fondo Ganadero de Córdoba, pero el mismo desfalco se produjo en el de Caquetá y en el de Urabá, de los que hasta ahora ha logrado identificar la Superintendencia de Notariado y Registro.

Los Fondos Ganaderos fueron utilizados para comprar tierras y lavar dinero, mucho proveniente de los paramilitares. También armaban cooperativas o se tomaban las existentes, como en el caso de Coolechera, que reunía a más de 1.200 ganaderos no agremiados.

La responsabilidad jurídica. Si un Juez encuentra que Jorge Visbal es responsable de haber tenido relaciones con los paramilitares y lo condena por concierto para delinquir, a Fedegán le correspondería su cuota de responsabilidad jurídica.

Fedegán como persona jurídica no puede ser procesado por delitos penales, pero como Visbal era su presidente y representante legal, sí podría achacársele una responsabilidad civil

Visbal fue presidente de Fedegán entre 1998 y 2004, y para esa época es cuando habría sostenido varios encuentros con los hombres del Bloque Norte de las AUC. Según la confesión de ‘Mancuso’ en una de sus versiones desde Estados Unidos, a partir de 1998 tuvo varias reuniones con Visbal, como representante de Fedegán y con el ex ministro Sabas Pretelt de la Vega, como presidente de Fenalco, quien también está siendo investigado por la Fiscalía.

La responsabilidad sería de tipo patrimonial, es decir, como tercero civilmente responsable. Es lo mismo que ocurre cuando una persona es dueña de un carro y contrata a un chofer que en una noche se emborracha y atropella y mata a alguien. El chofer sería condenado por homicidio culposo, pero al dueño del carro se le podría condenar al pago de una indemnización. La razón es que el dueño del carro es responsable por haber escogido a su trabajador, así como lo sería la junta directiva de Fedegán por haber elegido a Jorge Visbal como su representante.

Esta es una opción que tienen las víctimas del paramilitarismo para reclamar un resarcimiento.

La Junta Directiva Fedegán de hoy tampoco ha hecho las manifestaciones que esperan las víctimas y la justicia sobre lo que ocurrió en el país entre 1995 y 2005, cuando los paramilitares tuvieron su mayor crecimiento y con ello se dio la arremetida más grave en el país.

* Con información de La Silla Vacía y Canal Capital