Agencia Prensa Rural
Mapa del sitio
Suscríbete a servicioprensarural

La minga indígena llegó a Cali en busca de diálogo

Miércoles 14 de octubre de 2009.

Los aborígenes van a deliberar, además, sobre la educación, la salud y la asignación de tierras. La gran reunión terminará el viernes.

Un debate franco y abierto entre el Gobierno y las FARC, que permita terminar con el clima de violencia que afecta a las comunidades indígenas, es una de las propuestas que deliberarán los cerca de ocho mil comuneros, gobernadores y autoridades ancestrales que llegaron ayer a Cali para adelantar la ’Minga Nacional por la Liberación de la Madre Tierra y contra el Calentamiento Global’, que terminará el viernes.

Bajo una lluvia suave que marcó el paso durante el último recorrido de 12 kilómetros desde Jamundí, los indígenas arengaron sobre lo que consideran derechos ganados y compromisos incumplidos por parte del Gobierno Nacional.

"Venimos a deliberar sobre la educación, la salud, la asignación de tierras que no nos han cumplido y a exigir que se respete la palabra", dijo Darío Tote, consejero del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) y coordinador de la Comisión Política de la Minga.

Elides Pechené, consejero mayor del CRIC, dijo que los indígenas les pedirán a las FARC y al Gobierno que se sienten a hablar de una vez por todas para ponerle fin al conflicto del que llevan la peor parte no sólo los indígenas, sino las comunidades campesinas y afrodescendientes.

"Necesitamos personas capaces de debatir la verdadera situación del país. Lo que hemos dicho es que se haga un debate para saber la posición real sobre la situación de Colombia. Mientras no se escuchen frente a frente no podremos hablar de una salida del conflicto", dijo Pechené.

Tampoco quedó por fuera la preocupación de los pueblos indígenas por las bases militares que contarán con presencia de hombres del ejército de Estados Unidos.

"Ese es otro punto que agrupa a la minga. Esas bases vienen con el interés de entregar territorios a multinacionales y lo que trae es ocupación de terrenos y asesinatos de la dirigencia campesina", dijo Pechené, quien además cuestionó el papel de las Fuerzas Militares colombianas.

Los aborígenes se encuentran en el Coliseo de El Pueblo, donde la Alcaldía de Cali se encarga de coordinar su estadía. "Garantizaremos el suministro de agua, brigadas médicas y la seguridad", dijo Mariluz Zuluaga, secretaria de Bienestar Social.

Fuente: El Tiempo


forum

sitio desarrollado con spip + epc_3c

con el auspicio y respaldo de


Ajuntament de Barcelona

Associació Catalana per la Pau

Solidara Intersindical CSC

Colectivo Maloka

Fagligt Fælles Forbund

Creative Commons License